Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 19 mayo 2022
01:00
h

Mil millones de personas van a sufrir calor extremo si se da un alza de 2 ºC al final del XXI

Un estudio de la Oficina Meteorológica británica habla de una mezcla potencialmente fatal de altas temperaturas y humedad

Mil millones de personas se verán afectadas por una “combinación fatal de calor y humedad” si las temperaturas a final de siglo suben 2 ºC respecto a los valores preindustriales, según un estudio publicado este martes por la Oficina Meteorológica británica (MET Office).

“El número de personas en regiones de todo el mundo afectadas por el estrés por calor extremo, una combinación potencialmente fatal de calor y humedad, podría aumentar casi 15 veces si el aumento de la temperatura mundial alcanza los 2 °C”, indica el estudio publicado en vísperas de que el viernes concluya la cumbre climática COP26 que se celebra en Glasgow.

En ese foro de Naciones Unidas se intentan forjar compromisos para evitar que las temperaturas a final de siglo avancen más de 1,5 ºC respecto a los niveles previos a la Revolución Industrial. En el escenario descrito por el estudio, el número de personas que sufrirían esa situación aumentaría de 68 millones en la actualidad hasta “alrededor de mil millones”.

Si el incremento del calor global alcanzase los 4 °C, se vería afectada “casi la mitad de la población global” y en la mayoría de los continentes del mundo.

“Los miembros vulnerables de la población y aquellos con trabajos físicos al aire libre tienen un mayor riesgo de efectos adversos para la salud”, señaló el director de Impactos Climáticos en la Oficina Meteorológica del Reino Unido, Andy Hartley.

A ello se sumarían otros efectos adversos como inundaciones de ríos, riesgo de incendios forestales, sequías, e inseguridad alimentaria.

“Este nuevo análisis combinado muestra la urgencia de limitar el calentamiento global muy por debajo de 2.0 °C. Cuanto mayor es el nivel de calentamiento, más severo y generalizaron los riesgos para la vida de las personas, pero aún es posible evitar estos riesgos más altos si actuamos ahora”, declaró el profesor de la Universidad de Exeter y de la Oficina Meteorológica del Reino Unido, Richard Betts.

Los países en desarrollo y China exigen mayor ambición. El grupo de los 77 y China (G77+China), que da voz a gran parte de los países en desarrollo del planeta, exigieron este martes en la cumbre del clima COP26 que las naciones ricas aumenten su ambición climática y las ayudas para combatir las consecuencias del calentamiento global.

La respuesta a la emergencia climática es una responsabilidad compartida, pero cada país debe modular sus contribuciones en función de sus “circunstancias nacionales” y según un principio de “justicia y equidad”, afirmó Ahmadou Sebory, enviado climático de la República de Guinea, que ocupa la presidencia de turno del grupo.

“Llamamos a nuestros socios desarrollados a ser más ambiciosos para reducir sus emisiones y más ambiciosos al ayudar a los países en desarrollo”, dijo Sebory. El portavoz del G77+China, pidió al mundo desarrollado a movilizar con urgencia 100.000 millones de dólares al año en financiación climática.

ECOLOGÍA
“Estamos muy lejos”

··· El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para el Pacto Verde, Frans Timmermans, aseguró este martes que pese a las “prometedoras declaraciones” de los países en la COP26 el mundo aún no está “ni siquiera cerca” del objetivo de evitar que las temperaturas no avancen más de 1,5 ºC a final de siglo. “No estamos donde tendríamos que estar, ni siquiera cerca. Nos movemos en la buena dirección, sí, pero el mundo está aún muy lejos del objetivo de 1,5 ºC”, dijo en su intervención ante el plenario de la COP26. El arquitecto de la política climática de la Unión Europea reclamó “decisiones que nos pongan en rumbo al objetivo” común y señaló que “esto se tiene que hacer en un año, porque el tiempo corre”. “Financiar la adaptación es crítico”, agregó antes de añadir “no es lugar para desacuerdos y mentes estrechas”, sino que debe de ser “un lugar donde trabajamos juntos para un éxito juntos”. Queda saber ahora como se desarrollará la semana y qué efecto tendrá el debate verde.

Ribera: “Necesitamos ahora un nuevo pacto azul, no solo uno verde”
La vicepresidenta española asegura que la acción nacional
es muy importante

Madrid. La vicepresidenta tercera del Gobierno de España y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, señaló este martes en la COP26 que se necesita “un nuevo pacto azul, no solo uno verde” que tenga en cuenta la “economía azul” porque el océano “es un termostato” que regula clima”.

Ribera hizo estas declaraciones durante su intervención en un acto convocado por la Unión Europea en el pabellón comunitario con motivo de la tercera edición del Día del Océano de la UE, en el que estuvo acompañada (virtualmente) por el comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, el lituano Virginijus Sinkevicius. Ribera subrayó “el nexo entre el clima y el océano” que “quedó patente en la CO25 de Madrid”, la denominada “COP azul” y destacó la importancia de “situar a los océanos en el lugar que merecen en las discusiones climáticas”.

“Los bosques están consiguiendo apoyo en esta COP26” pero “los océanos deben ser tratados como un tesoro” también.

Por ello, se necesita “un Blue New Deal, no solo un Green New Deal”, bajo la premisa del Pacto Verde Europeo para la recuperación económica impulsado por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La vicepresidenta española dijo que “la acción nacional es muy importante” porque si se quieren alcanzar los objetivos de mitigación, adaptación climática y resiliencia costera, los océanos constituyen la base para “expandir la economía azul”.

Según Ribera, la importancia de los océanos radica en la “biodiversidad, su papel en el sistema climático y en el bienestar social”, porque “hay muchas personas que dependen de este medio”.

Además, la ministra para la Transición Ecológica ha destacado el rol de la UE para proteger los océanos, que espera “que tenga peso en las conversaciones de esta COP26”.

“Tenemos - dijo - una referencia en el contexto europeo: hay que trabajar en una agenda azul” si se quiere alcanzar el paquete ‘Fit for 55’, con su objetivo de reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en un 55 % para 2030. Para ello “necesitamos ser prácticos y llevar a cabo acciones concretas”.

10 nov 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.