Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 08 diciembre 2021
16:46
h
CIRUGÍA Y SALUD. Adelgazar se convierte en el objetivo número uno en el mes de septiembre en consultas de estética y nutrición// El doctor Martín Anaya responde a diversas dudas sobre la técnica de la liposucción TEXTO Fernando López

No consigo rebajar barriga, ¿me opero o no me opero?

Dice el refrán que en el pecado se lleva la penitencia, o, lo que es lo mismo, que cada cual pagará las consecuencias de sus actos. El dicho podría aplicarse al aumento de peso: según te cuidas, así te ves, pero, aunque cierto, no refleja totalmente la realidad. De hecho, según explica el doctor Moisés Martín Anaya, en la alimentación que nos proporcionan de niños puede encontrarse el origen del sobrepeso o la obesidad del adulto.

Los adipocitos, las células grasas del cuerpo, son las culpables. Para explicar la importancia de una dieta sana en edades tempranas, el cirujano plástico recurre a una similitud entre las neuronas y los adipocitos. Ambos realizan labores de multiplicación hasta la pubertad. Las neuronas multiplican sus conexiones mediante el aprendizaje, los adipocitos se multiplican ellos mismos alimentándose de grasa.

De esta manera, cuánto más azúcar, hidratos, grasa saturada, es decir, cuanto peor coma un niño, más gordo será de mayor, porque tendrá más células grasas.

Herencia genética. De la herencia genética dependerá también el lugar donde se vayan a depositar. A los hombres se les fijan en la barriga y la papada, a las mujeres en el vientre, en los muslos y en los tobillos.

La solución más rápida y eficaz, es, y con esto queda contestada una de las preguntas que más se busca en internet y se realiza en las propias consultas de estética es, sí, la liposucción. Pero, cuidado, aclara el experto, la liposucción no es una intervención contra la obesidad, es una cirugía para cambiar la forma del cuerpo. Entonces, ¿si me someto a una liposucción no pierdo peso?

Sí, responde Martín Anaya. La grasa pesa, pero es una sustancia que tiene una densidad menor que el músculo y que el agua. Mientras que 1.000 centímetros cúbicos de agua equivalen a 1 kilogramo, la misma cantidad de grasa no sobrepasa los 700 gramos.

Al aspirar la grasa en la liposucción se pierde peso, concluye, pero menos. En cualquier caso, siempre hay un límite para extraer en una operación. ¿De qué cantidad de grasa estamos hablando?

La cantidad de grasa a extraer mediante el sistema de aspiración por cánulas de la liposucción dependerá de varios factores. El primero, los límites que marcan la seguridad del paciente en una operación electiva, es decir, no necesaria. Este límite está para Moisés Martín Anaya en 4.000 centímetros cúbicos.

El doctor apuesta por abordar el problema en dos intervenciones distintas, cuando la cantidad a quitar es superior, bien por el volumen acumulado, por ejemplo, en la zona abdominal, bien porque se va a extraer de varias partes del cuerpo. Es el caso, por ejemplo, del llamado mommymakeover, la recuperación postparto, en la que se opera el pecho y la zona abdominal.

Aunque hoy se palia la pérdida de líquidos mediante vasoconstructores y se pueden realizar transfusiones de sangre extraída previamente al propio paciente, este cirujano no es partidario de incrementar en lo mínimo el riesgo de esta intervención.

El segundo condicionante se encuentra en la envergadura de la persona que va a entrar en quirófano y, por supuesto, en las zonas a tratar.

¿Entonces, si pierdo peso, en qué me ayuda la liposucción?

La liposucción es clave para eliminar esa grasa depositada que no se quita ni con dieta ni con ejercicio y que puede suponer un problema también en personas delgadas.

La razón es que los adipocitos retirados no aparecen de nuevo, por lo que si te operas y, muy importante, te cuidas después, no volverás a tener la odiosa barriga ni las llamadas cartucheras que tanto acomplejan a algunas mujeres.

Es, en este sentido, una cirugía de motivación, explica el doctor salmantino, ya que el buen resultado, el verse con nuevo cuerpo moldeado, sirve de acicate para empezar con las rutinas adecuadas de nutrición y deporte.

¿Dejan marcas las cánulas que se emplean para sacar la grasa?

No, no debemos preocuparnos por estas cicatrices de apenas 3 milímetros de diámetro, que son prácticamente invisibles. Son incisiones diminutas a las que el paciente de liposucción no va a tener que prestar la mínima atención.

Postoperatorio. Si tendrá que estar atento a las citas posteriores a la intervención. El postoperatorio tiene unas visitas fijas, que comienzan a los tres días, siguen a los quince, luego al mes, a los tres y finalizan a los seis meses.

Se pregunta mucho también en consulta por los tratamientos estéticos complementarios a la operación. En este punto Martín Anaya es sobrio. Aconseja lo mínimo siempre que sea necesario: la presoterapia y el drenaje linfático, técnicas para bajar la hinchazón y eliminar líquidos.

En tres días, vuelta a la vida normal, en seis meses resultados definitivos.¿Hasta que edad me da la liposucción la oportunidad de decir adiós a esos volúmenes que me acomplejan?

Los límites los marca la salud, explica el cirujano plástico. La edad influye, por el estado de la piel y su capacidad de retracción, pero, sobre todo, el estado físico de cada persona para entrar en un quirófano. En la balanza, el riesgo y el resultado de una operación no necesaria. La decisión, del paciente, pero también del cirujano. Para Martín Anaya, la belleza tiene que ser, siempre segura.

12 oct 2021 / 19:17
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.