Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 10 agosto 2022
11:04
h
ENTREVISTA
Mabel Lozano. Guionista y directora de cine social

“No hay voluntad política para terminar con la prostitución”

De vez en cuando progresamos como sociedad, se aprueban leyes que son necesarias, pero parece que no hay el valor suficiente para acabar con la explotación de mujeres, porque jueces y autoridades policiales no pueden trabajar como querrían... Te juro que no lo entiendo, pero tú, que estás en esto...

Menos. La operación Carioca, que es gallega, ¡no me digas si no es lacerante! Todos en la calle, claro. ¿Cuánto poder tienen los proxenetas en nuestro país? Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se encuentran muchas veces con una barrera: no tienen herramientas, ni leyes, y aunque se desarticulan redes, no pueden cerrar los clubes.

Necesitamos una reforma legislativa que aborde y que penalice todas y cada una de las caras del proxenetismo para que nadie pueda lucrarse de la prostitución. Claro, ¿los puticlubs qué son? Hoteles, moteles, pensiones... Y ellos dicen: “Estamos alquilando las habitaciones a estas mujeres”. Son tercerías locativas, que no están perseguidas por la ley. Pero no hay voluntad política.

Este corto documental es capaz de hacer llorar de rabia, de pena en sus 18 minutos de duración. Pobre hijo...

Es una muerte viviente ese chico. Yo lo presento adrede como integrado en la sociedad, Pero luego, cuando hablas con él, no está ni integrado ni nada. Es un niño que se siente culpable por haber abandonado a su madre cuando tenía 14 años.

Fíjate, si hubiese girado la cámara cuando estaba contando eso... He llorado dos veces de una manera brutal en mi vida: una, cuando murió mi hermano en un accidente con 24 años, y con el testimonio de este niño. ¡Qué dolor sentí a todos los niveles (como mujer, como madre, como ser humano)! Se me abrían las carnes porque este hijo nunca antes había hablado públicamente del tema.

Pero también es verdad que les hemos hecho un homenaje, porque no solo es que hayamos puesto en el mapa el nombre de Yamiled Giraldo, es que hemos rescatado a todas esas otras mujeres que nunca jamás nadie ha hablado de ellas.

Y es que los periódicos no hablan de las mujeres asesinadas en prostitución, no dan sus nombres. ¡De verdad, qué asco de sociedad machista, misógina! Porque por un lado son un bien de consumo para los hombres y por otro se las deshumaniza y se las convierte en ciudadanas de segunda y tercera. Su corta vida pasa sin pena ni gloria.

Fíjate que he tenido unas alegrías brutales, porque no es que hayamos ganado un premio Goya, es que hemos ganado infinidad de premios, hemos estado en cantidad de festivales, hemos creado muchísima polémica en torno a esto, pero luego la relación pura y dura con el contenido es dolorosísima.

Es doloroso e inconcebible el poder que existe desde las cárceles. No hay protección para estas mujeres que sufren el acoso, la persecución y las balas. Denunciar no parece una opción segura para ellas. “Están desnudas de derechos”, como dijiste en la fiesta del cine español.

Tal cual. Es que es así.

El comandante que llevó la operación se moja y lo dice: “No sé por qué les decimos que denuncien si no somos capaces de protegerlas”. Porque la ley de protección de testigos en nuestro país no funciona, porque al final es una mujer vulnerable, que viene del entorno de la prostitución, pobre, la mayoría sin herramientas, muy vulnerable, frente a mafias, frente a un señor que tiene sus puticlubs abiertos y tiene la máquina de hacer dinero funcionando.

Por eso también tiene que cambiar la ley. Tiene que ser como la violencia de género, María. No puede depender de que la mujer denuncie. Porque entonces vamos a seguir escuchando que hay muy poca trata. Y lo que hay son muy pocas mujeres que denuncian.

Cuando desde la cárcel asesina a Yamiled Giradlo, el mensaje que le está mandando a las otras chicas es: “Mira lo que te va a pasar si denuncias”.

Habrá quien se plantee la pena de muerte para el autor intelectual, para todos los que hay como él.

No, no. Yo soy una humanista, y a pesar de esto, creo en la justicia. En una sociedad democrática no puede existir el ojo por ojo. Ahora bien, lo que sí me gustaría es que este hombre cumpliera toda su condena y no que a los pocos años consiga el tercer grado.

¿Existe la posibilidad de que un proxeneta se arrepienta, Mabel?

Bueno, me gustaría creer que sí. Y pienso que tengo la prueba cerca de mí. Trabajo con un exproxeneta que ha rehecho su vida de otra manera, ha estado en la cárcel. Creo que su actitud ante la vida y su compromiso – colaborando tanto con la Policía como conmigo– es diario. Tenemos que creer que la justicia es capaz de rehabilitar a los seres humanos.

Sin duda, eres la voz de una causa que algunos creen perdida.

Necesitamos dos pilares fundamentales. Uno: la educación de nuestros hijos en los entornos familiares (explicarles que no se puede comprar a un ser humano. Debemos hablarles de sexualidad y decirles que esto no va de poder, sino de placer) Y, dos: necesitamos legislación y vestir de derechos a las mujeres.

¿Legalizarla es una opción?

No, nunca. Eso sería legalizar el proxenetismo como pasa de facto en Holanda, Bélgica y Alemania. Eso sería pensar que la prostitución puede ser un trabajo. Pero es curioso, porque cuando alguien dice eso, no lo quiere ni para sus hijas, hermanas... Entonces, ¿es un trabajo para quién? Y te lo dice alguien que lleva 16 años trabajando en la calle en medio mundo, no desde un despacho.

Qué dirías si tuvieras de definirte.

Pues que soy mujer, feminista, madre, amiga y activista pro derechos humanos.

SINOPSIS
Image

Cuenta la historia de Yamiled Giraldo, superviviente de la trata con fines de explotación sexual y testigo protegida, acribillada a tiros en un pueblo de Pamplona en presencia de su hijo. Los preparativos de la emboscada, fraguados desde la cárcel de Navarra, exigieron la complicidad de varios conspiradores y de 10.000 €, dinero que salió de un conocido puticlub de Irún. Indaga en las causas del asesinato, uno de los muchos ocurridos en circunstancias atroces, para que los nombres de estas mujeres no sean borrados de la historia. Estamos ante un documental ganador del Goya a Mejor Cortometraje Documental. Los ingresos generados por los visionados irán destinados a Apramp (Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida).

23 mar 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.