Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 01 diciembre 2020
01:00
h

Pobreza, abandono escolar y violencia, retos de la infancia

Más de dos millones de niños están en riesgo de exclusión en España // A pesar de ello es uno de los países del mundo con mejores niveles de bienestar infantil

Más de dos millones de niños están en riesgo de pobreza y exclusión en España, con uno de los indicadores más altos de la Unión Europea; la tasa de abandono escolar supera el 17 %, también encabezando el ranking, y cerca de 1,7 millones de menores viven en hogares en los que su madre sufre violencia de género.

En el Día Universal del Niño, 31 años después de aprobarse la Convención de Derechos del Niños en Naciones Unidas, las principales organizaciones de protección a la infancia piden redoblar esfuerzos para rebajar esas cifras y alertan del riesgo de perder a toda una generación por la crisis sanitaria y económica de la covid-19.

Según un reciente informe publicado por Unicef, a pesar de esos indicadores, España es uno de los países del mundo desarrollado con mejores niveles de bienestar infantil.

Estas son algunos de los números que muestran los retos todavía pendientes en la cuarta economía de la Unión Europea: Un 27,4 % de los menores de 18 años, más de 2,1 millones de niños y niñas, está en riesgo de pobreza en España, de los que el 12 % se encuentra en riesgo de pobreza severa, de acuerdo con la última Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística en 2019. Según Save the Children, la pobreza puede llegar a alcanzar al 33 por ciento de niños a finales de este año.

España continúa entre los países de la UE con peores resultados en abandono escolar prematuro y jóvenes “ninis” (que ni estudian ni trabajan), según un cuadro de indicadores sociales publicado este miércoles por la Comisión Europea (CE). El 17,3 % de los jóvenes (entre 18 y 24 años) abandonan tempranamente la educación. El cien por cien de los centros escolares están conectados a Internet y también han mejorado las competencias digitales de los alumnos.

La Macroencuesta de Violencia sobre la Mujer 2019 reveló que más de 1,68 millones de niños viven en hogares en los que su madre es maltratada por su pareja o expareja. Casi nueve de cada diez mujeres víctimas de violencia de género con hijos menores sostienen que éstos presenciaron o escucharon esas agresiones. Además, en el 51,7 % de los casos, el maltrato de la madre estuvo acompañado de violencia contra los niños. Más de 40.000 niños no pueden estar con sus padres en España y viven bajo la protección de la administración en centros residenciales (21.000) o en familias de acogida (19.500).

Los menores en España no son tampoco ajenos a los riesgos sanitarios, como el sobrepeso. El 28,15 % de la población de entre 3 y 8 años sufre exceso de peso y el 9,15 %, obesidad. Según la última Encuesta europea sobre alcohol y otras drogas, el 12 % de los adolescentes españoles de entre 15 y 16 habían consumido cannabis en los últimos 30 días (el 23 % alguna vez en la vida) y el 17 % señalaba que se emborrachó en el último mes.

El 64 % de las víctimas de abusos sexuales tiene menos de 12 años

Madrid. Las víctimas son niñas, los agresores son hombres de la familia o del entorno y los abusos y las agresiones sexuales tienen lugar en el domicilio. Un análisis de 400 sentencias dictadas entre 2010 y 2019 revela además la corta edad de las menores abusadas: el 64 % tenía menos de 12 años.

Según este estudio, presentado ayer, en el Día Universal del Niño, y realizado por la Asociación de Mujeres Juristas Themis por encargo de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, el 72 por ciento de las víctimas son niñas y la mayoría tiene entre 5 y 12 años.

La violencia sexual sobre menores es perpetrada por hombres en el 98 % de los casos analizados; en el 74 por ciento el agresor pertenece al ámbito familiar o del entorno de la víctima y el lugar que elige para atacar es el domicilio de la niña (33,5 %) o el suyo propio (31 %).

Casi el 76 % de las denuncias analizadas son condenatorias y en la mayoría (64 %) no se trata de un hecho aislado, sino que se ha cometido el delito de manera continuada sobre la víctima o en varias ocasiones.

Las madres son las personas que denuncia en mayor medida la violencia sexual (lo hicieron en el 51 % de los casos analizados), seguidas de las propias víctimas (18 %). Y las autoras del informe apuntaron a un hecho preocupante que denota la necesidad de protocolos de actuación: sólo en el 4,24 por ciento de los casos el primer paso lo dieron centros educativos, servicios sociales, sanitarios o centros de acogida. EFE

21 nov 2020 / 00:01
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.