Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 28 enero 2022
13:21
h

Rosana Largo, pinturas de cuento y ciencia

Que las lecciones de la ficción pueden ser más didácticas que las de la propia ciencia para comprender la realidad, es algo que la pintora Rosana Largo Rodríguez (Valladolid, 1979) lleva años demostrándonos a través de sus obras, las cuales han merecido algunos de los más prestigiosos galardones de pintura. Entre ellos, los premios internacionales “Miguel Ángel” (2019, Roma), “Frida Kahlo” (2020, Milán), “Leonardo Da Vinci” (2020, Florencia) o el más reciente, el premio internacional “Dante Alighieri” (2021, Padua).

El trabajo pictórico de Rosana Largo, en cuanto al desarrollo de temas, texturas y presentación –una atractiva propuesta de realismo mágico, expresión de un genuino y depurado estilo– sorprende gratamente al espectador por el fabuloso mundo onírico que impregna a toda su obra, de manera similar a como lo hacen las ilustraciones de las buenas ediciones de los grandes cuentos dirigidos al mundo de los niños: divirtiendo, estimulando su imaginación, su creatividad, y su deseo de aprender.

Las pinturas de Rosana Largo nos invitan (al igual que hiciera Lewis Carroll con Alicia en el país de las maravillas) a mirar a través del espejo, para llevarnos a un mundo nuevo lleno de fantasías, pero a la vez sustentado por las siempre presentes y, a veces, misteriosas leyes de la ciencia. Charles Dickens desveló muy bien esta idea en una de sus novelas: “Tiempos difíciles” (1840) al describir a un puritano maestro que decía a sus alumnos: “Niños, solo los hechos os serán de utilidad el día de mañana”. Pero la niña Sissy demostró tener una sabiduría infinitamente mayor que la de su preceptor al responderle tiernamente que ella prefería pintar flores en su humilde hoja de papel, porque las flores eran bonitas y le hacían imaginar cosas hermosas.

Museo de los Cuentos y la Ciencia, en Paredes de Nava

La preciosa localidad medieval de Urueña (Valladolid) célebremente conocida por ser la primera Villa del Libro de España –cuenta con 10 librerías, museos y talleres relacionados con el mundo de los libros– no es ajena a la obra pictórica de Rosana Largo. De hecho, fue en el entrañable Museo del Cuento de Urueña donde, alentada por Inés Rodríguez Hidalgo, directora del Museo de la Ciencia de Valladolid, comenzó a realizar exposiciones científicas que vinculan los cuentos con la ciencia.

Y aquel fue el primer paso para que nuestra pintora se embarcara en una aventura apasionante: la creación de un gran Museo de los Cuentos y la Ciencia. Tras años de arduo trabajo, este proyecto está a punto de hacerse realidad. Estará ubicado en la localidad palentina de Paredes de Nava y su sede será la desacralizada iglesia de San Martín (siglo XV) cuya factura arquitectónica conjuga armónicamente los estilos plateresco y mudéjar.

Cuando se inaugure (previsiblemente en diciembre de 2021) este museo será el único existente en su género, pues no hay ningún otro en España que –como él– contemple en su apuesta expositiva el binomio cuentos y ciencia, explicado a través del arte. Un museo, por lo demás, que está pensado para que guste a todas las edades.

Y para alcanzar este objetivo, el Museo de los Cuentos y la Ciencia de Paredes de Nava estará dividido en diversas áreas, todas con temas muy interesantes y con muchas sorpresas para los visitantes. Entre algunas de ellas, Rosana avanza que en el museo se va a explicar la teoría de la relatividad, las matemáticas, la fotosíntesis de las plantas y hasta la metamorfosis de las orugas, a través de un mágico viaje al críptico mundo del cuento “Alicia en el País de las Maravillas”, magistralmente desarrollado por Lewis Carroll en 1865. Otro interesante tema que aborda el museo es el de los asteroides que orbitan en nuestro sistema solar, a los que accederemos guiados por una original creación y proyección científica de “El Principito”, el entrañable personaje celeste creado en 1943 por la brillante imaginación de Antoine de Saint-Exupéry. Y por supuesto, no faltará en este museo el universalmente conocido cuento de “Caperucita Roja” y todos sus personajes, los cuales se convertirán en los protagonistas que nos explicarán los conceptos de mimetismo y camuflaje.

Y en un museo dedicado a la fantasía y a la imaginación también estará muy presente el milenario deseo humano de volar (recuérdese en la mitología griega a Ícaro y su trágico final, en su frustrado intento por llegar hasta el Sol) que se mostrará a los visitantes a través de unas estructuras especiales de colosal tamaño, inspiradas en las máquinas (entre ellas su célebre Ornitóptero) que Leonardo Da Vinci inventó en el siglo XV para materializar el sueño de volar. Y por tan volátiles sueños veremos también transitar en este museo a “Peter Pan”, a quien conocimos por vez primera en 1902, de la mano del escritor escocés James Matthew Barrie.

Cabe también destacar que el futuro Museo de los Cuentos y la Ciencia de Paredes de Nava contará con una exposición permanente de pinturas dedicadas al mundo de los cuentos, integrada, además de por la especializada obra de Rosana Largo, por la de otros pintores de reconocido prestigio, tanto a nivel nacional como internacional.

Pintura por la igualdad de la mujer

Rosana Largo fue la pintora seleccionada para representar a España en el Foro Internacional de la Mujer (GWFD por sus siglas en inglés) celebrado en febrero de 2020 en Dubái, en el que participaron 3.000 personas y que contó con la presencia de destacadas personalidades, entre ellas, la hija del expresidente de los Estados Unidos, Ivanka Trump, además de Theresa May, expresidenta del Reino Unido, o Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI.

Para aquel encuentro, Rosana Largo realizó un cuadro en honor a las mujeres palentinas, las cuales fueron nombradas por el rey Juan I –continuando a día de hoy con tal distinción– Caballero de Honor, por la derrota que las mujeres palentinas (mermado de hombres el ejército castellano tras su debacle –1385– en la batalla de Aljubarrota) infligieron a las tropas inglesas del Duque de Lancaster. El cuadro de la pintora vallisoletana gustó tanto a la directora del Foro de Dubái, Rana Dajani, que lo adquirió para incorporarlo a su colección particular.

Por otro lado, tras ser seleccionada el pasado año para exponer en Shanghái, la obra de Rosana Largo estará también presente en la Feria Internacional de Arte de Qatar, que se celebrará en octubre, y posteriormente viajará a París, donde inaugurará –en el Carrusel del Louvre– una gran exposición que contará con algunos de los mejores cuadros que ha realizado a lo largo de su magistral carrera artística.

Y con este magnífico bagaje, no resulta extraño que Rosana haya expuesto ya en el que está considerado uno de los mejores espacios de arte de Nueva York, la Agora Gallery, ni que el año pasado –en el transcurso de la primera bienal internacional de arte contemporáneo que se celebró en Monreale (Italia)– fuese designada, de entre 465 artistas de 80 países, mejor artista contemporánea de 2020.

Así mismo, en reconocimiento a la calidad de su obra y al compromiso social que destila cada uno de sus cuadros, el príncipe Damien Dematra de Indonesia, la ha nombrado recientemente Embajadora de la Cultura y la Paz de su nación.

La realidad no es un cuento de hadas ¿o sí? Según como se mire. A veces un cuadro puede ser una hermosa ventana desde la que otear el pasado, el presente y el horizonte. Por tal razón, si “El Principito” llegara algún día desde su asteroide a la Tierra y se encontrara con Rosana, seguro que le pediría: “Por favor, píntame un cuento”.

30 ago 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.