Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 30 septiembre 2022
22:21
h
Tras dos años y medio de pandemia, esta modalidad laboral es cada vez más utilizada por las empresas TEXTO Eva Iglesias

Teletrabajo: una nueva realidad

Este jueves se cumplen dos años desde que se regulara un modelo de empleo que, hasta la llegada de la pandemia, apenas tenía cabida en España: el teletrabajo, una puerta abierta a la conciliación familiar, las oportunidades laborales y el tiempo libre, pero con un coste en términos de alejamiento social que muchos no quieren pagar. La pandemia supuso un gran aumento del teletrabajo habitual (más de la mitad de los días trabajados). En el segundo trimestre de 2020, un 15,3 % de empleados trabajaba desde casa frente al 2,5 % que lo hacía el año anterior.

Este aumento motivó que se regulara a través de un decreto ley el 22 de septiembre de 2020 y, pese a que dos años después el número de teletrabajadores ha disminuido, un 10,1 % aún opta por esta modalidad aunque no sea de forma habitual, frente al 4,2 % que lo hacía antes de la pandemia. Pese a las ventajas que el trabajo remoto ofrece tanto a trabajadores como a empresas, como el ahorro de tiempo en desplazamientos y la reducción de gastos, muchas personas continúan prefiriendo un modelo presencial para, entre otras razones, no perder el contacto social.

Uno de los aspectos que más destaca al hablar del teletrabajo es la conciliación familiar, ya que el ahorro de los desplazamientos y la flexibilidad de horarios son puntos a favor para muchas familias a la hora de organizarse.Este es el caso de Nerea Vizcaíno, administrativa para una cadena de supermercados y madre de dos hijos, que gracias a combinar el trabajo presencial con el teletrabajo ha podido pasar más tiempo en familia.“Ahora no dependo de nadie”, comenta, “a nivel de conciliación es muchísimo mejor, alguna vez puedo llevar a la niña al cole y la media hora que no pierdo volviendo del trabajo la paso conciliando”.

Otra de las grandes ventajas es la posibilidad de trabajar desde y para cualquier parte del mundo, como le ocurre a Juan, un ingeniero de software, residente en Oviedo que trabaja para una empresa de Estados Unidos. Díaz considera este modelo “una pequeña revolución”, ya que, “gente viviendo en provincias con costes de vida menores está accediendo a salarios mucho mayores”, afirma el informático. Sea como fuere, el teletrabajo es ya una realidad que ha venido para quedarse.

22 sep 2022 / 21:47
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito