Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 04 julio 2022
10:57
h

Tengo cáncer. ¿Qué puedo hacer yo? (II)

    Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es una enfermedad multifactorial que necesita un tratamiento global que tenga en cuenta lo que ocurre en el cuerpo, pero también en la mente. Así como las emociones y pensamientos que aparecen desde el diagnóstico de la enfermedad.

    El tratamiento en el enfoque integral tiene en cuenta, además de los cambios nutricionales, el drenaje de la matriz extracelular; es decir, el medio interno donde viven las células, la recuperación de la disbiosis intestinal, así como el manejo del estrés y la gestión emocional.

    El cuerpo está preparado para tolerar cierta cantidad de estrés, pero cuando éste se vuelve crónico terminan enfermando las partes más sensibles del organismo.

    Las dos emociones que he visto en la mayoría de las personas con cáncer que acuden a consulta son la tristeza y el miedo. Desde la medicina tradicional china, la tristeza disminuye las defensas, afecta al sistema inmunológico y predispone a enfermedades del aparato respiratorio y digestivo.

    Muchas personas con cáncer se sienten tristes. Tienen la sensación de haber perdido su salud y la vida que tenían antes de enterarse de que tenían un cáncer. Y que la persona se sienta triste incluso después de terminar el tratamiento es la respuesta normal ante cualquier enfermedad grave.

    Las emociones reprimidas tienen la capacidad de alterar el normal funcionamiento de nuestro organismo. Así que, ante un cáncer, deberíamos ser conscientes de las emociones que nos invaden desde el diagnóstico, ya que ser consciente de ellas es el primer paso para superarlas.

    Otra de las emociones que sienten muchas personas con cáncer es la culpa. Se sienten culpables porque no quieren ser una carga para los demás. Culpables por no haberse cuidado, y quizás eso precipitó la enfermedad...

    La persona con cáncer no puede escapar de otra emoción, la soledad. Con frecuencia estas personas se sienten solas porque sus amigos o familiares parecen olvidarse de ellos. Pueden no recibir llamadas ni visitas..., no se sienten entendidos, ni apoyados..., pero no siempre es así, porque con frecuencia las personas tienen buenas intenciones y querrían contactar, llamarle, visitarle, aunque a veces el problema es que no saben cómo hacerlo, no saben qué decirle, qué preguntarle.

    El cáncer puede afectar a la salud física, y también emocional, ya que puede desencadenar sentimientos a los que la persona no estaba acostumbrada a enfrentarse.

    Si deseas contactar conmigo puedes hacerlo en consulta@otiliaquireza.com. Estaré encantada de poder ayudarte.

    23 jun 2022 / 00:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.