Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 04 agosto 2020
16:58
h

A falta de orquestas... buenas son charangas

Santiago. Antonella Santos.

Charanga y verano son sinónimos de fiestas de día, sin embargo, en tiempos en los que nuestras verbenas nocturnas se han visto impedidas por culpa del coronavirus, donde nos hemos visto privados de orquestas y de grupos... ¡Las charangas se han convertido en nuestra salvación! Tanto es así que pese a haber visto afectada su contratación como le ha pasado a todos los sectores del mundo del espectáculo en esta crisis, les siguen llamando para cubrir las principales celebraciones nocturnas (y también diurnas) de la comunidad gallega. Hoy, precisamente, hemos querido conocer un poco más a fondo a las charangas mejor valoradas por el público gallego. Muchas veces descuidadas. Ahora ellas tienen la oportunidad de darse a conocer y de poner de manifiesto su valía.

MEKÁNIKA: CHARANGA 2.0. La que tiene mayor reconocimiento por parte de los gallegos es la Charanga Mekánika. Seguramente no necesite ni presentación porque el que más y el que menos ha tenido ocasión de disfrutar de ella. “Surgió hace 15 años, aunque ahora tiene un formato totalmente nuevo”, explica Aitor García, uno de sus integrantes. “Empezó como la típica charanga de percusión e instrumentos de viento y hace 5 años nosotros le dimos una vuelta de tuerca, de hecho ahora tenemos un carro grande y todos los instrumentos van amplificados, incorporando batería, bajo, guitarra eléctrica y, sobre todo, también microfonía de voz y efectos de luces”, apunta Aitor, que añade que, “otro de los mayores cambios fue también la incorporación de efectos pirotécnicos”.

En concreto, la Charanga Mekánika, a la que califican como charanga 2.0, está compuesta por 8 integrantes más un técnico de sonido y, entre sus canciones predilectas por parte del público destacan las de la última parte del concierto: Licor café de la Matumbá; Maricarmen, de La Pegatina; o San Cristán de Coímbra, que, “aunque parezca que no, arrasa”, asegura Aitor. “Esas son las que más lo petan”, incide.

“Los conciertos resultan siempre muy bien, la gente disfruta y al final vemos su entrega completa, tanto por parte del público como por parte nuestra”. Y, aunque este verano la contratación “va mal, como le pasa a todo el mundo”, el mes de agosto “no se plantea tan mal”. Tienen en concreto 12 fechas, la primera de ellas este viernes 31 de julio en las fiestas de Caminha, en Portugal. “Nos llamaron, nos vieron en A Rapa das Bestas y les moló mogollón nuestro rollo, así que nos contrataron para su ayuntamiento”, explica Aitor. El sábado 1 de agosto estarán en Tordoia, donde se organizará una minifiesta dentro de las posibilidades de este momento covid.

EUROPA: VERSÁTIL, JOVEN Y ALEGRE. Seguidamente, la charanga Europa está creciendo como la espuma en los últimos años. “Nació a raíz de unos chicos que estaban cansados de las orquestas y organizaron unas charangas para hacer algo distinto, aunque muy vinculado igualmente al rollo verbena y música latina”, señala Adrián Menor, integrante de la banda. Actualmente, se compone de 9 miembros, “el 90% menor de 25 años”, con todo tipo de instrumentos: batería, percusión latina, dos saxos, dos trompetas, piano, bajo y trombón.

Entre las canciones más aclamadas por el público, Adrián revela que estas suelen ser “El baile del suá suá, un popurrí de merengues y Licor Café”. “Considero que nos representan muy bien”, asegura el instrumentista, que con su buena acogida en todas las fiestas que van se muestra “encantado de que se reconozca nuestro trabajo”.

En su caso, para esta charanga “joven, versátil y alegre”, el mes de julio tampoco ha sido fácil, llevan cuatro fechas y en agosto les esperan 13 programadas, “aunque no se sabe cuáles de ellas finalmente se cancelarán o no, esto va día a día”, afirma Adrián.

ARDORES: EL PODER DE ADAPTARSE AL PÚBLICO. Finalmente, y no por ello menos importante, es necesario destacar la Charanga Ardores, no solo por su éxito, sino por su versatilidad para adaptarse a todo tipo de público. “Dependiendo de la fiesta a la que vayamos optamos por unas canciones u otras... Y eso es algo que se valora mucho, ya que solo 4 grupos en Galicia lo hacen, los demás tienen un repertorio muy cerrado, sobre todo si se trata de orquestas”, asevera Pedro Vilariño, uno de los integrantes de esta charanga.

“Cuando hay mayores te piden más música clásica, de toda la vida, desde pasadoble hasta vals... Sin embargo, cuando hay gente joven, evitas tocar un bolero, por ejemplo. Aunque nuestra agrupación tiene un corte clásico, tocamos mucha cumbia, merengue, bachata... Pero no tanto rollo ska, como sí hace Mekánika”, explica Pedro.

Y es curiosa la historia de la formación, porque surgió de la improvisación, tal y como cuenta este miembro: “Teníamos aquí en el pueblo a unos vecinos que tocaban y decidimos juntarnos, nos salieron cuatro fechas y las hicimos, y desde entonces no paran de llamarnos, habiendo días que incluso tenemos que decir que no porque no podemos compatibilizar”. Con todo, el año pasado tuvieron unas 90 fechas. Así que... ¡Vivan las charangas!

29 jul 2020 / 22:05
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito