Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 15 agosto 2020
02:55
h

Buño rinde homenaje al legado de sus oleiros

Santiago. Toni Martin

En este 2020 tocaría celebrar la XXXVII edición de la Mostra da Olería de Buño, una de las citas con más solera y más atractivos del Concello de Malpica de Bergantiñosa, y si el coronavirus no hubiese aparecido, este pueblo, conocido por su artesanía y cuyos alfareros cuentan con la Medalla de Oro de Bellas Artes por mantener viva esta actividad secular, estaría seguramente a rebosar, tal y como sucedió en ediciones pasadas.

Ayer no fue el caso y la localidad, que este año decidió reinventar su feria, apenas recibió visitantes interesados en su alfarería en la jornada inaugural. Y eso que desde la organización se esforzaron en mantener la esencia de la convocatoria, transformándola para adaptarla a la situación actual provocada por la crisis sanitaria, pero manteniendo el mismo objetivo, dar a conocer y potenciar un oficio que ha pasado de generación en generación.

Una muestra artesana que siempre ha tenido una gran acogida, lo que hizo que en Buño decidiesen hace algún tiempo mantener la celebración, aunque tuviesen que cambiar la forma de presentar esta cita, con nuevo nombre y nuevo programa, y que se prolongará durante los dos primeros fines de semana de agosto, esperemos que con afluencia de visitantes.

Y es que sus organizadores, con Victoria Blanco a la cabeza, se han resistido a dejarla pasar de largo y se han volcado en ella. “Creíamos que no íbamos a poder celebrarla, y ni siquiera tenemos subvenciones, porque había otras prioridades. Pero aunque sea algo simbólico, no queremos quedarnos sin dar a conocer nuestra cerámica, su proceso de elaboración y a nuestros oleiros”.

A pesar de la gran fama que tienen las piezas de esta zona, Victoria cree que “se conoce mucho de oídas, pero no en profundidad. Es una cerámica con una traición muy larga y arraigada, que mucha gente asocia a algo del pasado, cuando en realidad ahora mismo se hacen piezas muy contemporáneas, y los artesanos han integrado técnicas y corrientes actuales con el legado y la tradición. Nosotros queremos que esta nueva mostra sirva para potenciarla”, e insiste en que “quienes nos visiten no encontrarán la muestra como tal, sino una forma diferente de conocer nuestra olería”.

Consciente de que hay una forma distinta de consumir y vivir las experiencias, esta profesional de la gestión cultural ha planificado una serie de actividades de lo más atractivas, como la exposición de oleiros de Buño en el ecomuseo, que se podrá contemplar durante todo el mes de agosto, o las visitas a los obradoiros para conocer el proceso de elaboración y charlar con los propios artífices de las cerámicas.

También se mantienen este año las rutas de olería con el fin de conocer el ciclo de vida de una pieza, desde la extracción del barro hasta su puesta a la venta en los tiendas, entre ellas la de Isabel, la primera mujer oleira.

Y tampoco faltarán diversos talleres para los que quieren aprender técnicas, y que es una de las actividades más demandadas, no solo por los visitantes del pueblo, sino también por muchos vecinos, y que se celebran hoy y mañana, de 12.00 a 13.00 horas, y de 17.00 a 18.00 horas, repitiéndose también el próximo fin de semana.

Y todo ello en un ambiente de fiesta controlado, con pasacalles y actuaciones, con demostraciones de tornos como acto simbólico para que la fiesta de Buño no se pierda.

“No está siendo ni va a ser lo mismo que los otros años”, insiste Victoria, “pero dadas las circunstancias, tampoco podríamos. Va a ser un goteo de personas por el pueblo, y hemos distribuido las actividades por toda la zona, para que sea lo más seguro y con control posible”.

Todo muy bien pensado y organizado, y además, para que no falte detalle, con conciertos incluidos, coincidiendo con la programación musical de Orballo Cultural.

01 ago 2020 / 10:06
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito