Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 04 agosto 2020
19:32
h

Corrubedo recibió con baile la Mochila Viajera

Ribeira. Suso Souto

El grupo de diez peregrinos procedentes de Cataluña, Navarra, Castilla y León, Valencia, Extremadura y Galicia, denominado La Luz del Camino, que, tras hacer el Camino Francés, desde Roncesvalles, recorrió desde el pasado domingo el Camino de Santiago do Barbanza, denominado A Orixe, culminó ayer su objetivo en la localidad ribeirense de Corrubedo, tras haber caminado durante 112 kilómetros en cinco etapas.

Siguiendo la reconstrucción del itinerario en estudio y el empeño de que se ponga en valor con rigor (proyectos de la Asociación Amigos do Camiño de Santiago do Barbanza A Orixe), este colectivo quiso que fuesen verdaderos peregrinos los protagonistas de la apuesta por un Camino de Peregrinación.

En este recorrido (que el grupo hizo en honor de las víctimas del covid-19) los caminantes estuvieron acompañados por los alcaldes del Barbanza que, al igual que ellos, portaron a sus espaldas la simbólica Mochila Viajera, en cuyo interior portaban recuerdos de peregrinos, una linterna y, sobre todo, el recuerdo a las víctimas del coronavirus (algunos de ellos perdieron a familiares durante la pandemia).

El domingo 26 hicieron el tramo Santiago-Padrón, y colocaron una placa conmemorativa de este itinerario en O Milladoiro.

El lunes 27 hicieron la etapa Padrón-Dodro-Isorna (Rianxo) y colocaron una placa similar en el Pazo de Lestrove. Caminó con ellos el alcalde de Dodro, Xavier Castro.

El martes 28 la ruta fue Isorna-Cespón (Boiro), y les acompañó el regidor de Rianxo, Adolfo Muíños. La placa se colocó en la casa del que fuera obispo Álvaro de Isorna, en la aldea rianxeira de Quintáns.

CENA EN PALMIRA SCUBA. El miércoles 29 la ruta afrontó su cuarta etapa siguiendo el itinerario histórico comprendido entre las iglesias de San Vicenzo de Cespón (Boiro) y Santa María do Xobre (A Pobra do Caramiñal). Ese día participó el mandatario boirense, José Ramón Romero, y colocaron dichas baldosas en la Praza de Galicia de A Pobra y en el edificio Tenencia, en el lugar de Cimadevila (en Boiro).

Además, asistieron a la Misa del Peregrino oficiada en la iglesia pobrense de Santa María A Antiga do Caramiñal. Luego cenaron en la base náutica Palmira Scuba, que regenta José Manuel Fernández.

LÁGRIMAS DE EMOCIÓN. En cuanto a la jornada de ayer, la última, realizaron el tramo desde O Xobre hasta Corrubedo, guiados por el alcalde ribeirense, Manuel Ruiz, quien ejerció de guía turístico enseñándoles las vistas desde el Mirador de Pedra da Ra y la espectacular duna de Corrrubedo. Su homólogo de A Pobra, Lois Piñeiro, hizo el trayecto desde O Xobre hasta Insuela.

A su llegada al puerto de esta última localidad, hubo sentimientos encontrados. El primero fue de emoción, pues casi todos rompieron a llorar entre abrazos al recordar a los amigos y familiares fallecidos por el covid-19. Sin embargo, de inmediato se entrelazaron los brazos para bailar al acorde de las gaitas y tambores de un grupo folclórico.

Finalmente, y tras colocar una placa en el atrio del templo corrubedano, recibieron la Bendición del Peregrino que impartió el arcipreste de Postmarcos, Manuel Villar.

Por supuesto, al frente del grupo estuvo en cada paso el presidente de la Asociación de Amigos do Camiño de Santiago do Barbanza A Orixe, Manuel Mariño, que atendió el albergue del Monte do Gozo y el Centro Internacional de Acogida al Peregrino de Santiago y, actualmente, el Punto de Información de San Lázaro. También participaron en esta peregrinación, entre otros, el párroco Manuel Antonio Villar (que además es vicepresidente del colectivo A Orixe); y Antonio González Millán (uno de los expertos que colabora en el proyecto).

Éste último, historiador, señala como ejemplos de los vestigios patrimoniales de esta ruta los tres hospitales de peregrinos que hubo en A Pobra (el de San Lázaro, el de la Villa do Caramiñal y el de la rúa da Feira) o el de la capilla de San Bartolomeu de Rianxo.

Este colectivo trabaja ante el horizonte del Año Xacobeo de 2021 y espera tener señalizado dicho Camino para entonces.

Este Camino de peregrinación es el único que vuelve sobre los pasos que realizó el sepulcro con el cuerpo del Apóstol, por lo que resulta de gran importancia. Es el origen de todos los caminos. Esta vía terrestre suma un total de 112 kilómetros, practicables en cinco etapas. Los estudios realizados según la vieja red viaria de la comarca del Barbanza confirman la existencia de un amplio legado santiaguista. Una riqueza patrimonial que está presente en templos, fuentes, monumentos, torres o cruceros, pero también en la literatura, la música, la tradición oral y las costumbres.

ARQUEÓLOGOS Y GEÓGRAFOS. Esta iniciativa es el resultado de un intenso trabajo de un equipo formado por historiadores, arqueólogos o geógrafos, entre otros investigadores, que hicieron una exhaustiva documentación con la que se pretende recuperar y poner en valor el antiguo Camino medieval Xacobeo que, desde Corrubedo, atravesaba también los concellos de A Pobra, Boiro, Rianxo, Dodro y Padrón.

31 jul 2020 / 00:07
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito