Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 29 septiembre 2020
20:05
h

El Náutico de San Vicente evitará que los conciertos se escuchen y vean desde fuera

Sanxenxo. Martina Izard

Miguel de la Cierva, propietario de El Náutico de San Vicente, uno de los locales más icónicos de la costa gallega que ha logrado situar este rincón de las Rías Baixas en la escena musical española, comunicaba ayer que a partir de ahora “se colocará una valla opaca y no se podrá ver a los artistas desde la playa”.

Una decisión que tomó después de que la Guardia Civil desalojase el arenal de A Barrosa ante la multitud que se formó para escuchar a los hermanos Ferreiro dentro del recinto, y que obligó incluso a cancelar la actuación del segundo grupo del programa debido a la aglomeración de gente fuera del recinto. “No podíamos arriesgarnos a que se volviese a reproducir la misma situación en el siguiente concierto”, explicó en sus redes, por lo que la banda Mucho se quedó sin tocar.

“Estuvimos mucho tiempo sopesando qué hacer y la resolución fue un poco torpe”, reconoce De la Cierva, que acabó viendo como la noticia del concierto de Iván y Amaro Ferreiro, en principio una actuación sorpresa, se propagase rápidamente lo que hizo que la playa se llenase de seguidores de los músicos para verlos, con la consiguiente intervención policial, ya que aunque las medidas de seguridad sí se respetaban en el interior, no estaba siendo así en el arenal.

Por eso, Miguel fue más allá y afirmó que “también trataremos de minimizar las condiciones de escucha desde fuera. Dentro del local seguiremos como hasta ahora, con la norma de no aceptar a grupos de gente de pie y admitiendo solamente el acceso cuando se puede disponer una mesa para los que quieren entrar. Seguiremos también manteniendo el local cerrado al público por las noches, funcionando solamente con el galpón y terrazas para evitar situaciones problemáticas causadas por la gente irresponsable”, y añadió que “para los que no lo sepan todavía, el uso de la mascarilla es obligatorio en todo momento excepto para beber. La responsabilidad del cumplimiento de su uso, así como la de mantener la distancia de seguridad es una responsabilidad personal”.

“No obstante”, añade en el comunicado hecho público en sus redes, “como titular del local debo hacer lo que pueda para que se cumpla”, pidiendo a la gente que “no se ponga cerca de la valla o por lo menos, que no se acerque a los demás, y cumpla con la obligatoriedad del uso de mascarilla”, recordando que “el problema de los rebrotes es real y muy serio”.

Miguel de la Cierva también aprovechó para rearfirmarse en que “la cultura es segura” y que “con un poco más de precaución no hay motivo para que no se pueda hacer una vida casi normal y no poner en peligro el sustento y la salud de mucha gente”.

Además, pidió disculpas “a todos aquellos a los que por nerviosismo o confusión no se les dio una explicación clara y rápida de la cancelación del concierto” y agradeció la “generosidad” de Ferreiro.

08 ago 2020 / 00:15
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito