Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 04 agosto 2020
12:36
h
ENTREVISTA
Rayden: David Martínez Álvarez, cantante de rap madrileño, escritor y poeta

“Me gusta grabar los discos con chanclas y que luego sirvan para arroparte en invierno”

El rapero español más de moda en los últimos meses, Rayden, llega a Galicia con tres fechas en la provincia de Pontevedra dentro de su gira Quiero que nos Volvamos a Ver (muy comprometida con ese mensaje de ánimo también para salir de esta pandemia en la que nos encontramos). El próximo sábado 1 de agosto estará presente en el festival MicroSon Rías Baixas en Bueu; el domingo estará en El Náutico de San Vicente del Mar; y el lunes 3 en el ciclo Solpores no Lagoeiro, en A Estrada.

- ¿Cómo definirías tu música en solo tres palabras?

Una, muy, versátil, jajaja.

- Has colaborado con grandes artistas del panorama nacional de la talla de Bely Bassarte, Leiva o Andrés Suárez y, pese a que tu género predilecto es el rap, has sabido adaptarte muy bien a todos ellos. ¿Cuál es el secreto?

Creo que el dejar el ego a un lado y pensar en el bien de la canción, en cómo quieres que suene y, cuando no eres capaz de llevarla por dónde quieres, pedir ayuda.

- Tu último EP, compuesto por cinco temas, está dedicado a La casa de papel. ¿Eres muy fan de esta serie?

Sí, claro que sí, ¿te imaginas que no? Jajaja. En concreto, la idea no parte de La casa de papel, sino que empezó con la película de Alicia en El País de las Maravillas, de Tim Burton, que representa toda una serie de elementos que crean una especie de cultura pop, neologismos y conceptos propios que se crean para poder llevarlos a canción.

- Vaya, ¿y cómo terminaste decantándote por la serie?

Pensé en hacer algo de la película, pero sin la presión que conlleva un disco, algo así como una maqueta, con un concepto más light. Igual el concepto de Alicia era muy denso, pero en cambio, justo estaba viendo la tercera temporada de La Casa de Papel y había elementos que podía llevar a canción, así que fui tirando del hilo... No son canciones que metería en un disco, pero me parecía un regalo para el público y una forma de jugar también.

- ¿Qué tres canciones destacarías dentro de esta gira?

Haz de Luz, sobre todo, porque es una canción rara, que va cobrando cada vez más significado con todas las cosas que están pasando, por suerte o por desgracia. Del EP de La Casa de Papel la canción de No tengas miedo, porque la gente la ha hecho muy suya. Y dentro del resto del repertorio la canción de Finisterre, en colaboración con Leiva.

- Me encanta tu frase “cuando todo el mundo está afanado en crear la canción del verano, yo hago canciones para sobrevivir a inviernos”. ¿Podrías profundizarme en ella?

Sí, es que yo soy un tarao’. De hecho, ahora estoy aquí en el estudio y mañana termino de grabar el nuevo disco. Los discos me gusta grabarlos en verano, en chanclas, pero luego la energía que tienen cuando los escuchas te sirve para arroparte en invierno. Sirven para sobrellevar el invierno. Siempre digo eso: “canción del verano no sabré hacerla, pero de invierno las que quieras”.

- Tienes tres fechas este fin de semana en Galicia. ¿Cómo te ha recibido el público gallego en años pasados?

Pues me siento especialmente querido en Galicia, de hecho hace dos años, en Santiago, se celebró el concierto más emotivo que habíamos tenido. Fue en la Semana Negra en la que encerraron a un rapero, retiraron cuadros, las librerías también censuraron un libro... era todo muy raro, una semana negra para la libertad de expresión. Entonces nosotros teníamos un concierto y salimos al escenario y nos quedamos callados durante un minuto.

- ¡Guau! ¿Y qué sucedió?

El público empezó a aplaudir porque ya había llegado el artista, pero a medida que iban pasando los segundos la situación se volvía más notoria e incómoda. Se preguntarían: “¿Qué está pasando? ¿Yo he pagado para ver esto?” Y yo lo que les dije fue: “¿A que os habéis sentido raros? Pues si no hacemos algo por la música el día de mañana lo vamos a sufrir”. A partir de ahí, el público conectó mucho con nosotros y se creó un frenesí raro. Siempre lo digo: para Galicia, en cuanto a público y gastronomía, solo tengo buenas palabras.

- ¿Alguna vez te han censurado?

Ostras... No, y la verdad es que me resulta incluso raro. Soy elegante a la hora de decir las cosas, pero cada vez soy más directo y claro, por lo que extraña que todavía no hayan intentado cargar contra mí. Incluso yo estaba en el Parlamento europeo señalando con el dedo a representantes políticos diciendo que ellos son mercenarios que fomentan el odio y se enriquecen... Y luego, lejos de censurarme, me llamaron para hacer la campaña de Turismo. Digo que uno de los Borbones ya no está entre nosotros, dejando en el aire para que cada uno saque sus conclusiones... Yo intento ser elegante siempre, pero digo las cosas, nunca me autocensuro.

- ¿Qué opinas de los nuevos formatos de concierto que se han tenido que realizar por el coronavirus?

A mí es un punto que me encanta. Sin el guitarrista, el bajista, el contrabajista... Tengo que hacer una gira de acústicos, lo cuál me parece una pasada, porque cuando hay menos información todo crece, los sentimientos afloran más... Y no es algo que hayamos decidido, sino que nos hemos visto obligados.

- Y como escritor de poemas, ¿cuál es tu inspiración?

Pues mis libros sí que suelen ser autobiográficos, todo lo que vivo lo reconstruyo para llevarlo a mi terreno. Cuando he vivido algo reflexiono sobre ello y lo regurjito de esa manera, en las letras de mis libros.

30 jul 2020 / 00:20
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito