Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 29 septiembre 2020
17:14
h

“Mi padre fue todo un pionero: hizo camino donde no lo había”

Las últimas restricciones impuestas por la Xunta para frenar los brotes de covid-19 obligaron a suspender ayer el festival Noroeste Estrella Galicia, que se celebra en A Coruña desde hace tres décadas. Uno de sus fundadores fue el legendario de la música Nonito Pereira, fallecido el pasado noviembre y a quien la organización del certamen y la asociación que lleva su nombre han querido rendirle un sentido homenaje en las fiestas de este año, que finalmente se han quedado a medias por la pandemia. Su hijo, Nonito Pereira Rey, relata hoy para EL CORREO el recuerdo que guarda de su padre.

¿Que representa para ti como hijo el legado de Nonito Pereira?

Un espíritu, una voluntad y un deseo de trabajar con seriedad, de darle a todo aquello que haces un sello personal, de entregarte en todo lo que estés realizando, de ser alguien que si emprende lo hace con un fin de excelencia, de darlo todo. El legado que yo guardo de mi padre es ese: se entregaba, ya fuese en la radio, presentando programas de televisión, escribiendo en prensa, como productor discográfico, promotor de conciertos. En cada uno de esos aspectos yo creo que esa era su energía. motivarse y una vez que estaba a ello.

¿Y desde una perspectiva más general?

Fue un pionero, uno de los que hizo camino donde no lo había. Y en ese camino fue encontrándose con muchas personas. Fue siempre un hombre con don de gentes, muy afable, muy cercano, de intercambiar opiniones, de dialogar.

Son muchas sus hitos en la historia de la música gallega...

La verdad es que sí... Puso en marcha un sello discográfico dedicado a artistas gallegos, en el año 77; que se llamaba Abrente; una emisora de radio, Secuencia modulada, en el 79; también impulsó el Noroeste Pop Rock, con la filosofía de dar visibilidad a las bandas locales... Además del apoyo incondicional a los proyectos que surgían y que llamaban a su puerta para pedir ya no algo en concreto, sino una opinión; contrastar con una persona vinculada a la historia de la música la viabilidad de un proyecto.

El ahora Noroeste Estrella Galicia fue uno de los grandes proyectos de su vida...

Más que de su vida, de la vida de A Coruña. Es un proyecto que rápidamente compartió con toda la ciudad, una fórmula de festival diferente que entonces todavía estaba por desarrollar: intercalar grupos locales con artistas de una popularidad amplia a nivel nacional fue algo que la ciudad hizo suyo. Y ahí surge una simbiosis, para él también fue algo importante.

¿Cuál es tu misión ahora?

A través de una asociación musical llamada Nonito Pereira estamos tratando de poner en relieve todo el trabajo que ha desarrollado mi padre, toda su trayectoria profesional. Una de las actividades que impulsamos este año a través de la asociación ha sido Historia gráfica do Noroeste, una retrospectiva gráfica de la historia del festival. De esta manera queremos homenajear el espíritu con el que mi padre trabajaba para este festival, que es algo de la ciudad, pero también es una manera de mostrarnos al resto de personas que nos visitan. Es nuestra historia desde el año 86. Y también queremos reivindicar el talento de los grupos locales que suben a tocar con artistas de mayor renombre. Además queríamos hacer un guiño a los fotógrafos que tienen la capacidad de retratar instantes que son irrepetibles. También en las circunstancias actuales queríamos dar un aplauso a los músicos, artistas, técnicos, periodistas, técnicos, ilustradores, diseñadores... por el trabajo que tienen que hacer en un momento difícil para ellos.

Ayer supimos que las fiestas en A Coruña se suspendieron a consecuencia de la pandemia del covid-19, ¿cómo se presentaba el cartel?

Era un cartel de circunstancias adaptado a 2020, que no era el mismo que estaba previsto en el mes de febrero. Se recurrió a artistas gallegos, locales y era un cartel bastante amplio en lo que se refiere a estilos, porque había desde una parte más actual, de hindi rock, y luego otras fórmulas más novedosas, como la que presentaban Laura LaMontagne & PicoAmperio,; grupos de pop rock y bandas que también participaron en la primera edición del Noroeste, como Viuda Gómez e Hijos. El escenario de María Pita, que lleva el nombre mi padre, estaba preparado para acoger buena parte de estas bandas. Además, el Ayuntamiento se esforzó en adaptar los espacios a las nuevas limitaciones impuestas por el covid-19, con sistemas para controlar los aforos y el distanciamiento social en los conciertos.

08 ago 2020 / 00:15
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito