Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 29 septiembre 2020
03:19
h

Sesenta personas realizaron la andaina de Boiro a O Son de los International Trekkers

Porto do Son. Suso Souto

Un nutrido grupo de sesenta personas participaron ayer en la tradicional andaina organizada por el club International Trekkers Barbanza-Sar, que preside el boirense Francisco González Lojo, para recorrer los veintidós kilómetros que unen los municipios de Boiro y Porto do Son.

Aunque esta actividad siempre coincidió con la Festa do Polbo sonense, el hecho de que esta cita gastronómica no pudiese celebrarse este año debido a la pandemia del coronavirus no impidió que tuviese lugar la ruta a pie de dicha entidad deportiva.

Los andariegos salieron a las 08.30 de la Praza de Galicia de Boiro y llegaron a O Son a las 13.30. Entre los participantes estaban, además del propio Lojo, el empresario boirense J. J. Chicolino; el alcalde sonense Luis Oujo; los ediles del PP Julio Bustelo (Noia) y Agustín Hernández (Santiago); Arturo Beboyras (dueño de un laboratorio farmacéutico de Padrón); Gerardo Triñanes (dueño del astillero Triñanes de Boiro); el bateeiro Joaquín Ozores; y Marcos (funcionario del ayuntamiento boirense), entre muchos otros. Y, como la tradición manda que, al alcanzar la meta, se impone una comida de confraternidad (en todas las citas anteriores acababan comiendo pulpo bajo carpa) optaron por compartir mesa y mantel en el campin de Cabeiro.

El buen tiempo acompañó al grupo, y la andaina se llevó a cabo, como siempre, en un ambiente de camaradería.

La andaina, que este año alcanzó su undécima edición, se ha consolidado como una de las principales actividades de ocio estival en la comarca del Barbabnza. En su recorrido, pudieron contemplar muchos de los elementos patrimoniales y enclaves naturales que son referentes turísticos de dicha zona.

08 ago 2020 / 21:47
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito