Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 14 junio 2021
09:41
h

Xavier Toubes, el territorio de la escultura cerámica

    DESDE SU TALLER EN cHICAGO, Xavier Toubes (A Coruña, 1947) comparte las evoluciones de su obra, los deseos de seguir adelante y los planes que tiene actualmente. Uno de los últimos acontecimientos que atañen a su trabajo es la participación, estos días, en la exposición organizada anualmente por la Fundación Loewe y el Museo de las Artes Decorativas de París, con motivo de la edición de los premios Loewe Craft Prize 2020-2021, y él es uno de los 30 finalistas que se integran en esa exposición, seleccionados por un jurado internacional.

    A Toubes se le reconoce fuera de Galicia por su innovación en el campo de la escultura cerámica. Ese prestigio se ha ido forjando a lo largo de los años en el contexto de la exploración en torno a los materiales y el color aplicado a la cerámica, por la capacidad de adentrarse con resolución en el territorio escultórico, una cuestión que muy pronto abordó y cuyos resultados nada tienen que ver con la tradicional función de los objetos.

    Las obras de Toubes nacen del empleo de diferentes materiales y técnicas, barro, mayólica, porcelana, cristal, esmaltes. Para un mejor acercamiento a su trabajo es preciso ubicarse en el lugar que se encuentra entre esos dos mundos: cerámica y escultura, en el que ha conseguido instalar un lenguaje propio que se nutre de los avances de la técnica en ese medio, que recoge la herencia estética y filosófica que transformó la escultura contemporánea.

    El alto grado de experimentación y los logros obtenidos se han visto en todo aquello que ha emprendido, no solamente en lo que atañe a su trabajo creativo, sino también a otras facetas como la de profesor de arte en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, en los EE. UU., alternando la docencia con su trabajo de artista; en el Euopean Ceramic Work Centre de Hertogenbosch, en los Países Bajos, uno de los centros de investigación cerámica de mayor proyección internacional, dirigido y transformado por Toubes entre 1991 y 1999; y más recientemente en la School of the Art Institute de Chicago, a la que sigue vinculado actualmente como profesor emérito.

    Haciendo un repaso por su biografía, desde su traslado a Londres en la década de los setenta en donde de un modo autodidacta inicia su formación, introduciéndose en la tradición inglesa de los Arts and Crafts en la obra de Willian Morris, los descubrimientos guiados en parte por una gran intuición transcurrieron cercanos al conocimiento de las nuevas tendencias del arte, especialmente las corrientes conceptuales y minimal que eran protagonistas en aquellos años de los escenarios de la vanguardia anglosajona.

    Los estudios en el Goldsmith College de la Universidad de Londres y la experiencia en el Winchcombe Pottery de Gloucestershire apuraron la experimentación y le descubrieron todo el potencial y posibilidades de la cerámica; los resultados obtenidos ya ofrecían una nueva representación de los objetos y esos hallazgos harán que el artista asuma mayores riesgos.

    Su obra ha crecido bajo el signo de sus inquietudes y al amparo de las diferentes culturas que conoció en los países en donde vivió, y el bagaje se verá reflejado en su trabajo y en ese camino. Las puertas se fueron abriendo mientras todo el potencial se iría canalizando a lo largo del tiempo por medio del estudio del arte, del ejercicio de la enseñanza entendida como punto común en el que se activan las actitudes y se despiertan los sentidos. En ese aspecto, ha sido definitivo su paso por el centro de cerámica del New York State College de la Alfred University y posterior graduación en 1983.

    Y en la práctica de esas dos disciplinas su obra evoluciona como resultado de todo un proceso en el que se asimilan los conocimientos y el artista reflexiona sobre lo vivido. A partir de la década de los ochenta, sus realizaciones se inclinan hacia la concepción abstracta, redondeada e irregular de las formas, sin obviar la mirada hacia el ser humano y los problemas que le afectan en la sociedad actual. En los últimos años, la metamorfosis se desarrolla en varios frentes: el dibujo, la pintura y la pintura sobre digital, siempre en el horizonte la acción cerámica que sigue presente e irá apareciendo alternativamente, a pesar de las interrupciones breves fruto de los viajes y salidas al exterior.

    En todo momento, los objetos enérgicos y nómadas llenos de contrastes, de esmaltados colores, bronce, amarillo, rojo, y superficies rugosas, siguen agrupándose, estilizados o curvos, formando familias y ambientes, enigmáticos y silenciosos.

    19 abr 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito