El Correo Gallego

Verano

DE FIESTA EN TRAJE... DE BAÑO

Bene ventum sit portus sinus: bienvenidos a portosín

El Club Náutico portosinense acogió la Fiesta de Verano, ambientada en la antigua Roma // Entre los asistentes, la directora de 'A Revista' de TVG, Maribel González; la actriz Sabela Arán; o el empresario madrileño Leopoldo Roncero

El empresario madrileño Leopoldo Roncero fue el emperador de la noche portosinense
 - FOTO: Suso Souto
El empresario madrileño Leopoldo Roncero fue el emperador de la noche portosinense - FOTO: Suso Souto

SUSO SOUTO  | 10.08.2018 
A- A+

Ave María, ¿cuándo serás mía? Si me quisieras, todo te daría. Perdón. Perdón. He tenido un pronto bisbaliano. Cosas de la calor. Quise decir: ¡Ave, César! Los que van a bailar te saludan.

Es que vengo del Club Náutico de Portosín, donde se celebró la II Fiesta del Verano, organizada por Lola Blanco Carrión, farmacéutica de Vidán. Y me han conquistado claramente.

Lola y su círculo de amistades se lo curraron de nuevo con la ambientación. En la puerta, un cartel daba la bienvenida como César manda: Bene Ventum Sit Portus Sinus. Y la fecha: uve, palito, palito, palito; de August; de eme, eme, equis, uve, palito, palito, palito.

Las túnicas, las sandalias y las coronas de laurel marcaban tendencia en la antigua Roma. Y con ellas acudieron, por ejemplo, Isabel Fernández Leiceaga (sí, hermana del portavoz parlamentario del PSdeG, Xaquín Fernández Leiceaga); la abogada Paula Rodríguez del Corral (que veranea en la zona de Caveiro); o María Corral (fisioterapeuta en A Coruña).

En general, las mujeres optaron por túnicas o vestidos de colores claros, por lo que destacó la única que acudió vestida de rojo: la actriz Sabela Arán (hija del prestigioso ginecólogo compostelano José Antonio Arán Trillo). Hubo quien arriesgó: Maribel González (directora del programa A Revista de la TVG) acudió vestida de verde, lo cual, en mi humilde opinión, le daba un divertido aire a Peter Pan.

Pero allí el único que desentonaba era yo: hay que ver qué pronto se hace el ridículo cuando no se va a los sitios como se tiene que ir. Aunque hubo quien hizo como que pasaba por allí y que no sabía de qué iba la cosa, como Juan y Andrés Blanco Carrión, hermanos de la anfitriona y ambos estomatólogos en Santiago, que ni túnicas, ni sandalias, ni laureles: en vaqueros.

Tampoco faltaron la periodista Pilar Portero (del diario Huffpost); Elena Cavia; Mónica Sanmartín o el matrimonio formado por Concepción Rodríguez y Eugenio Cortés, de Cuenca, que veranean en Portosín desde hace doce años.

Pero, si se hubiesen convocado elecciones para elegir esa noche al emperador de Portosín, yo había votado a Leopoldo Roncero, empresario madrileño de restauración, por su indumentaria y su sentido del humor. La ambientación musical corrió a cargo de Trifasic Band, formado por Carlos Arévalo, Pla Vinseiro y Ana Lucía Fernández.