El Correo Gallego

Verano

AL SOL QUE MÁS CALIENTA

Calor de 30 grados y mucha emoción en el homenaje a los socios del Casino

Inauguración del Espazo Gastronómico de O Mercado en Pontevedra con el chef Pepe Solla // Blas Cantó dará hoy el relevo a Víctor Manuel en Vilagarcía // Comienza un fin de semana de cenas y veladas de despedida del verano // Todo listo para las Fiestas de Sanxenxo // Actuación de Dorian en El Náutico

José Mª Landín, izquierda, Martínez Regueiro, Darío Fernández, José Luis Vázquez, Pilar Millán Mon, Jaime Olmedo, Rafael Fontoira, García de Padin, Brotóns, Calleja, Rubio y Víctor Collazo - FOTO: Cristina Saiz
Ver galería
José Mª Landín, izquierda, Martínez Regueiro, Darío Fernández, José Luis Vázquez, Pilar Millán Mon, Jaime Olmedo, Rafael Fontoira, García de Padin, Brotóns, Calleja, Rubio y Víctor Collazo - FOTO: Cristina Saiz

ANA IGLESIAS SANXENXO  | 23.08.2019 
A- A+

A las grasas, muerte y destrucción. Al menos, ese es mi mantra desde que ayer fui consciente de que no me subían las cremalleras de los pantalones, me reventaban las costuras de los vestidos y a duras penas daba respirado con normalidad embutida en los tops, mientras me dedicaba a probar el medio armario que me traje buscando modelo para ir a la comida a los socios de honor en el Casino de Pontevedra.

Una de las citas de mi calendario estival que más me gustan, no solo porque es entrañable ver cómo la entidad que preside Jaime Olmedo premia la fidelidad de los que llevan más de cincuenta años ininterrumpidos de afiliación, sino porque es un día perfecto para comer con los compañeros con los que no coincido el resto del año.

Así que llueva o haga calor de 30 grados y me tiente mucho el tumboning playa, mi plan perfecto siempre es ir al parque de A Caeira a ver cómo se les impone la insignia de oro a los socios de número. En esta ocasión, a Vicente Brotóns Hevia, Víctor Collazo Pérez, Darío Fernández Fernández, Rafael Santiago Fontoira Suris, Miguel A. Martínez Regueiro, Carlos Mauricio García de Padín, Evangelino Rubio Gómez y a José Luis Vázquez-Lescaille Fernández, ya que Enrique Cervera-Mercadillo disculpó su asistencia por enfermedad de un familiar.

Ellos elegantísimos y sus acompañantes ni te cuento, mientras yo intentaba respirar lo justito para no provocar un drama con mi vestido. Y una cosa voy a confesar, mal, muy mal, lo lerda que estuve no mirando previamente el menú, porque de haber sabido que iba a comer Bocados de empanadas gallegas, Mini ensaladilla rusa, Gambas al ajillo, Chipirones encebollados, Croquetitas caseras de ibérico, Codillo con verduras de verano y cachelos confitados, y el Semifrío de fresas con nata, porque me hubiese puesto una túnica y problema resuelto.

Por Dios de mi vida, comí tanto que salí de allí ya con arrepentimiento, jurando y perjurando que iba a hacer una cura detox intensa sí o sí. Que no sé si eso me pasó solo a mí o también a Manuel Casal, Alejandro y Luis Casas, Alejandro Villar, Francisco Abeigón, Carmen Rodillo, Ramiro Pascual, Arturo Rial, la familia Casanova, José A. Santos, Antonio Reguera, Javier Muñaiz, José Garrido, Narciso Raposo y Fernando, Salvador, Carmen y Victoria Pont, apuntados a la comida y tirando de abanico para mitigar el calor.

Igual que Erundino Lorenzo y Carmen Torres, que compartieron mesa con sus amigos Ignacio Jiménez, José Luis Rial, José Carlos Fontoira y Fernando Pérez-Gorostiaga, José A. Fernández Arruty, con una de las pandillas más animadas, junto a Torres Viqueira, José Luis Arellano, De FuentesGarcía de Padín, Chelo Quiñones, estupendísima con un vaporoso vestido de topos y una relación con la pesa mucho mejor que la mía.

Y aunque las intenciones son buenas, la voluntad brilla por su ausencia. Por eso fue escuchar inauguración, nuevo mercado, Pepe Solla e ir a las carreras a conocer el llamado a ser templo de la gastronomía pontevedresa.Menos mal que para contrarrestar tanta ingesta calórica están Os Xoves de Codax porque el ritmo de Andrés Suárez en el Náutico vale que es maravilloso, pero de poco quemar grasas.