El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Verano

DE FIESTA EN TRAJE... DE BAÑO

Cena enológica en Portosín y emotivo homenaje a Carlos Roura, su fundador

La bodega Paco y Lola protagonizó la 18 edición de la cita que instauró el desaparecido profesor // Su hija Andrea y su yerno Daniel se han unido al Club Náutico para continuar con el valioso legado del "estudioso de los vinos" // Hubo maridaje con conservas de Frinsa // Asistieron casi un centenar de personas

Jorge Arán le entregó a Andrea Roura una foto de su padre en el Náutico.  - FOTO: SUSO SOUTO
Jorge Arán le entregó a Andrea Roura una foto de su padre en el Náutico. - FOTO: SUSO SOUTO

SUSO SOUTO PORTOSÍN   | 13.08.2019 
A- A+

"Souto: el próximo libro que escriba, creo que lo voy a titular: El vino: ese gran desconocido", me dijo un día con sorna el desaparecido profesor Carlos Roura Roig (fallecido el pasado mes de mayo a los 78 años). Él, que durante más de medio siglo fue profesor emérito de la UNED y uno de los mejores enólogos de España; él, que lo sabía y lo escribió casi todo respecto a la enología y a la viticultura; él, para quien ese mundo atesoraba cada vez menos secretos.

El restaurante del Club Náutico de Portosín acogió una nueva edición de la cena enológica que él organizó durante dieciocho años y por la que se había interesado tan sólo nueve días antes de morir. Y, como no podía ser de otra manera, el evento se convirtió en un emotivo homenaje a su figura y en un reconocimiento a su legado.

SUSO SOUTO
Por la izqda., Alfonso Agís, Cayetano Otero, Andrea Roura, Arán y González.
FOTO: SUSO SOUTO

Una estela que su hija, Andrea Roura (abogada) y su yerno, Daniel López Finistrosa (economista) están dispuestos a seguir con ayuda del club que preside Jorge Arán Echabe.

En esta ocasión la bodega invitada fue Paco y Lola, de Meaño, representada por el presidente de su consejo rector, Alfonso Agís Méndez (acompañado de su pareja, Ana Cadarso) y por su enólogo, Cayetano Otero (que acudió con su pareja, Teresa Noya).

Entre los asistentes se encontraban varios familiares del homenajeado. Entre ellos, su hermano Juan José (con su mujer, Pilar Doval), su hermana Luz y su prima Concha. Por la directiva del Náutico portosinense estaban, además de Arán, los expresidentes Francisco Gude y Fernando González (comodoro) y los directivos José García y José Antonio García.

Y para mí, que tuve el alto honor de conocer y entrevistar para ustedes durante años al profesor, fue un orgullo que la foto con la que obsequiaron a Andrea fuese un retrato de su padre de mi autoría, hecho a los pies de los pantalanes.

Los casi un centenar de asistentes degustaron tres vinos de dicha firma (el albariño Paco y Lola, el Nº 12 y el mencía Paco) maridados con conservas de la gama gourmet de la conservera Frinsa (que preside Ramiro Carregal Rey) y con un menú a base de bacalao en salsa verde y carrilleras asadas con verduritas.

SUSO SOUTO
Por la izquierda, Luz Roura, Juan José Roura, Concha Roura y Pilar Doval.
FOTO: SUSO SOUTO

Cayetano Otero fue presentando los vinos y explicando las características de la bodega, fundada en 2006 y que regenta una cooperativa de 431 socios. Cultiva una superficie de viñedos de 220 hectáreas; produce al año 2,5 millones de kilos de uvas y que comercializa sus vinos en 40 países (el 60 % de su producción).

El momento más emotivo se produjo en el multitudinario brindis en memoria de Roura, con el estruendoso sonido de las copas.

Yo, que siempre respeté su deseo de citarle como "estudioso de los vinos", le recordaré como una de esas personas a las que mereció la pena conocer; de las que uno ha aprendido algo; de las que han dejado un importante legado, fruto de una pasión vital; de las que supieron querer y respetar; de las que sólo presumían de sus familiares y de sus amigos. Un hombre que sólo necesitaba estirar la comisura de los labios y abrir los ojos arqueando las cejas para transmitir su cordialidad y su simpatía.

Ojo: a estas alturas, seguro que ya habrá organizado alguna cena enológica con San Pedro.

SUSO SOUTO
Brindis en memoria del profesor Carlos Roura en la mesa presidencial
FOTO: SUSO SOUTO