Adiós a los ruídos en la cocina: Ikea crea la solución perfecta

Esto es lo que debes colocar en tus cajones

Cajón de la cocina

Cajón de la cocina / PEXELS

Valeria Montero

No hay nada más incómodo que tener que aguantar el jaleo en la cocina nada más despertarse. Los ruidos que generan el movimimiento de platos y cubiertos es algo inevitable, a no ser que encontremos una solución que se ajuste a nuestra estancia o lo hagamos con sumo cuidado.

No obstante, ahora hay una manera con la que podrías reducirlo notablemente. Piensa en una solución que puedas aplicar también en el resto de la casa y que, por ejemplo, te pueda ayudar a amortiguar la caída de algún objeto al suelo que evite dañarlo.

Debes tener en cuenta que el paso del tiempo también pasa factura sobre los cajones y las superficies; por lo tanto, si a la hora de recoger los cubiertos los tiras sin cuidado, lo más seguro es que el interior del cajón se dañe mucho antes.

Una solución confortable

Este método pondrá solución a ambos problemas. Podrás encontrarlo por el nombre de UPPDATERA y consiste en una alfombrilla para el cajón de color gris. Sus medidas son de 50x48 centímetros, aunque podrás cortarlo y darle forma para adaptarlo al tamaño del tuyo. Además, cuenta con unas medidas hechas a drede para realizar los cortes de manera lo más precisa posible y facilitarlo.

Tal y como describe la página web, "esta alfombrilla amortigua el estrépito de los cubiertos y la vajilla y protege los cajones y los estantes de los arañazos". El precio de cada pedazo de esta alfombrilla es de 6 euros, lo que corresponde a 0,24 euros por cada centímetro cuadrado.

Estas son algunas de las opiniones del producto: "Están muy bien para los cajones de la cocina, pero un poco caros"; "perfecto para cocinas de Ikea"; "muy práctico"; "me ha gustado mucho"; buenas alfombrillas".

Productos similares

Ikea, una gran superficie dada a conocer por la inmensa cantidad de productos que abarca en su catálogo, recomienda también un separador con el mismo nombre, de 60 centímetros de largo y en color blanco.

Así lo describe la página web: "muy práctico para tener en orden el interior de los cajones e impedir que la cristalería y la vajilla se muevan y choquen entre sí". Su precio es de 9,49 euros.