La dieta antiinflamatoria que sigue Jennifer Aniston para tener un vientre plano

La actriz ha logrado acelerar su metabolismo a sus 55 años

La dieta antiinflamatoria de Jennifer Aniston

La dieta antiinflamatoria de Jennifer Aniston / TRACY BENNET

R. S.

Mucho se ha hablado del secreto de la eterna juventud que actrices como Jennifer Aniston han añadido a su rutina diaria. Sin embargo, este 'secreto' no existe. En realidad, es una concatenación de circunstancias por las que celebridades como ella han cambiado su alimentación y han adaptado su estilo de vida a uno mucho más saludable y activo.

Así, la protagonista de Friends sigue un plan nutricional conocido como dieta antiinflamatoria, diseñada por el Dr. Barry Sears, con la que ha acelerado su metabolismo.

Así, Jennifer Aniston ha conseguido dar esa apariencia de rara avis que parece tener un pacto con el diablo para no envejecer. Pero nada más alejado de la realidad, pues sus secretos para mantenerse sana y espléndida están justificados por la ciencia. ¿Cuáles son?

La dieta antiinflamatoria de Jennifer Aniston

Jennifer Aniston este mismo año

Jennifer Aniston este mismo año / LePresse

Esta dieta busca evitar los picos de insulina en el organismo y consiste en hacer 5 o 6 comidas diarias con una proporción de 40-30-40: 40% de hidratos de carbono de absorción lenta, 30% de proteína y 30% de grasa. También se deben incluir antioxidantes (polifenoles) y Omega 3 para controlar la producción hormonal.

También conocida como dieta de la zona, la revista Semana recoge declaraciones de la Clínica Tomassetty en las que exponen si este plan nutricional es realmente saludable: "la dieta de la zona es una dieta basada en adoptar un estilo de alimentación saludable y que tiene en cuenta las necesidades de nuestro organismo para gozar de una muy buena salud (...). Busca provocar en el individuo una respuesta hormonal durante las 5 horas siguientes a la ingesta de alimentos, estabilizando así los niveles de azúcar en la sangre".

Por lo tanto, el secreto de la eterna juventud de Jennifer Aniston no es más que una dieta diferente a las tradicionales, con unos efectos muy concretos sobre la producción de hormonas.