DÍA MUNDIAL DE LA OBESIDAD

Mejorar la alimentación podría aumentar la esperanza de vida hasta una década

Dieta saludable, clave para reducir la obesidad y vivir más

Rafa Sardiña

Rafa Sardiña

La alimentación es fundamental. Numerosas investigaciones científicas han determinado que llevar una dieta sana y equilibrada ayuda a prevenir enfermedades no transmisibles, como cardiovasculares, diabetes o cáncer.

Un reciente estudio de la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) señala que la mitad de la población de nuestro país tiene exceso de peso. En concreto:

- El 36,6% de los encuestados reconoce padecer sobrepeso

- Y el 17,2% obesidad. 

Te puede interesar: ¿Vas a hacer dieta? Esto te recomiendan los expertos

Unos datos “alarmantes” que ponen de manifiesto la necesidad de un cambio de hábitos de vida.

La mayoría de los casos de sobrepeso se debe a la falta de ejercicio físico y el sedentarismo, como afirma Albert Lecube, vicepresidente de SEEDO y jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitari Arnau de Vilanova, en Lleida.

“La implantación del teletrabajo, más horas sentados delante del ordenador y cerca de la cocina, el estrés, las limitaciones para acudir a los centros deportivos por las restricciones COVID y el miedo a salir a la calle en las personas de mayor edad han contribuido, sin duda, a que en la actualidad más de la mitad de nuestra población deba preocuparse por las consecuencias negativas para su salud que ocasiona el exceso de peso”, explica.

De acuerdo a los datos de este estudio, el Índice de Masa Corporal (IMC) de los españoles, que se mide dividiendo el peso entre la estatura, es de 25,97. El IMC más bajo se sitúa en las mujeres y las personas más jóvenes.

Casi la mitad no hace ejercicio físico

El 70,9% de los encuestados, no obstante, reconoce que les gustaría estar más delgados.

Y en cuanto al porcentaje que alguna vez se ha puesto a dieta para intentar reducir su peso, sube hasta el 78,2% en mujeres, mientras que en hombres es del 67,2%. 

“Existe un claro interés por intentar adelgazar, ya que un 80,6% de las personas con sobrepeso y un 91,4% de las personas con obesidad declaran haber intentado adelgazar alguna vez”, remarca Sharona Azriel, adjunta del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Infanta Sofía (Madrid).

¿Cuáles son las causas que aducen los encuestados sobre su exceso de peso?

Poco ejercicio físico, alimentación y gestión emocional. Y, es que, el 42,6% de los participantes en la investigación de SEEDO reconoce que no realiza ningún tipo de ejercicio físico.

Te puede interesar: En el Día de la Obesidad, la receta del entrenador de las estrellas para adelgazar sin flacidez

“El principal motivo que se argumenta es que no les gusta hacer ejercicio y, entre los más jóvenes, la principal razón para no hacer ejercicio es el alto precio de los centros deportivos”, resalta la secretaria de la Sociedad Española de Obesidad.

Así, es necesario apostar por deportes atractivos que incentiven su práctica.

“Debemos buscar actividades más motivantes, y adaptadas a las diferentes edades y condiciones de peso, así como trabajar sobre las falsas creencias alrededor del ejercicio físico”.

La alimentación, clave para reducir la obesidad… y vivir más

Además de hacer ejercicio de forma frecuente (la OMS recomienda una media de 180-300 minutos a la semana), es importante cuidar la alimentación variada, equilibrada y saludable

Una investigación de la Universidad de Bergen (Noruega), publicada en la revista PLOS Medicine, determina que una dieta compuesta por determinados alimentos podría ampliar la esperanza de vida más de una década (10,7 años en mujeres y 13 en hombres).

Para ello, hay que modificar la dieta a partir de los 20 años.

Sin embargo, cambiar la dieta a partir de los 60 años aumenta la esperanza de vida ocho años en mujeres y 8,8 años en hombres.

A los 80 años, se reduce ese aumento a 3,4 años.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores utilizaron metaanálisis existentes para construir un modelo que permitía examinar la relación entre la esperanza de vida y un cambio en la alimentación.

“Comprender el potencial de salud relativo de los diferentes grupos de alimentos podría permitir a las personas lograr beneficios de salud factibles y significativos”, cuenta el principal autor, Lars T. Fadnes.

¿Cuál es la mejor dieta para tener más esperanza de vida?

Para aumentar la esperanza de vida, hay que incluir en nuestra dieta los siguientes alimentos:

- Legumbres. Son un alimento vegetal con alto aporte de proteína, fibra, vitamina B y bajas en grasas.

- Cereales integrales (copos de avena, arroz integral, centeno…).

- Frutos secos, priorizando los naturales. Las castañas son los frutos secos con menor aporte calórico (213 kcal/100 gramos), mientras que las nueces son las que más calorías tienen, aunque son las que presentan mayor aporte de omega 3 y omega 6.

Por el contrario, hay que reducir el consumo de carne roja y carne procesada. Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, cada español consume una media de 50 kilos de carne al año. 

La Organización Mundial de la Salud recomienda desde el 2015 que el consumo de carne roja (clasificada como posible carcinógeno) no supere los 500 gramos a la semana.

De acuerdo al citado Ministerio, cada español consume semanalmente 720 gramos de carne fresca, 204 de carne congelada y 88 gramos de carne procesada, lo que se traduce en más de un kilo por semana.

“Hasta ahora, las investigaciones han demostrado beneficios para la salud asociados con grupos de alimentos separados o patrones de dieta específicos, pero brindan información limitada sobre el impacto en la salud de otros cambios en la dieta. Nuestra metodología de modelado ha cerrado esta brecha”, detalla Fadnes.