Inditex suma tres años y un trimestre de crecimiento. De nuevo, ha vendido más, pero a un menor ritmo de crecimiento que en los últimos años. En el balance de su primer ejercicio fiscal, del 1 de febrero al 30 de abril, las ventas, ligadas a las colecciones primavera-verano, crecieron un 7,1%, hasta los 8.150 millones de euros, una evolución de la facturación “muy satisfactoria”.