El recinto de la Feira Internacional de Galicia, en Silleda, acogió este domingo los exámenes del Servicio Galego de Saúde en los que 606 personas buscan lograr una plaza como médico de familia de atención primaria. Sanidad ofertó 271 plazas en esta especialidad: 126 de acceso libre, 132 de promoción interna y 13 de discapacidad general. De los inscritos, cerca de un 5% residen fuera de Galicia y un 76% fueron mujeres. La media de edad de los aspirantes rondaba los 37 años y el 38% tuvo que hacer la prueba de lengua gallega al no tener el título Celga 4 que exime de su realización.