Las obras para reurbanizar el Pombal arrancarán el próximo martes. La calle permanecerá cerrada en ambos sentidos del tráfico durante, al menos, ocho meses y obligará a reorganizar hasta siete líneas de autobús.