Santiago ha sido el epicentro esta semana del mayor ejercicio de maniobras militares de coordinación entre los tres Ejércitos, el Eagle Eye, con la participación de más de 2.000 efectivos y medios por aire, tierra y mar para 'ensayar' la respuesta ante un hipotético ataque aéreo. El despliegue comenzó este lunes y finalizó este viernes, después de completar cinco jornadas de maniobras en aguas del Atlántico y del Cantábrico.

Esta es la segunda vez que se desarrollaron en Galicia este tipo de maniobras en los últimos años, la última de ellas en 2021, y forma parte de las pruebas de entrenamiento que periódicamente llevan a cabo. Durante los ejercicios, denominados Eagle Eye24-02, el grupo más numeroso correspondió al Ejército del Aire, con 1.500 militares, 45 de ellos efectivos desplegados con los seis Eurofighter Typhoon del Ala 11 procedentes de la base de Morón de la Frontera, mientras que el resto pertenecen al Centro de Operaciones Aéreas del Mando Aéreo de Combate, al Grupo Central de Mando y Control, y los restantes forman parte del apoyo a los Escuadrones de Vigilancia Aérea y diversas unidades aéreas.