La Xunta y el gobierno local de Santiago alcanzaron en las últimas horas un acuerdo en torno al protocolo para la reordenación urbanística y de la movilidad del Hospital Clínico. El documento final eleva hasta el 90% la aportación económica de la Administración autonómica, mientras que el Ayuntamiento se hará cargo del 10%. En el principio de acuerdo de principios de mayo, se contemplaba un 80% y un 20%, respectivamente.