El propietario de la administración de lotería número 10 de Lugo, que el pasado 4 de enero denunció un asalto a mano armada perpetrado por dos encapuchados en su negocio, llevándose un botín de 400.000 euros, ha sido detenido por la Policía Nacional bajo sospecha de colaborar en el robo.

La investigación para localizar a los responsables del robo y explorar la posible implicación del lotero se extendió durante meses. A principios de abril, la magistrada del Juzgado de Instrucción número 2 de Lugo archivó la causa contra el lotero al no encontrar motivos suficientes para su imputación. Ahora, tanto el dueño de la administración de lotería como los dos presuntos autores materiales del atraco deberán comparecer ante el juez para dar su versión de los hechos.