El hombre acusado de matar en marzo a su expareja en Palmeira, en el municipio coruñés de Ribeira, ha salido hoy de prisión para participar en una reconstrucción de los hechos. El detenido ha llegado a la vivienda, entre fuertes medidas de seguridad, sobre las 11,45 horas de este jueves y ha permanecido en la vivienda en torno a una hora y media. Se trata, en principio, de la última diligencia pendiente de este caso, que este miércoles cumplió tres meses.

La diligencia judicial ha coincidido con una concentración convocada por Mulleres en Acción da Barbanza, que ha reunido ante la Iglesia de Palmeira, a escasos metros de la vivienda en la que se cometió el crimen, a familiares de la víctima, amigos y vecinos que les han mostrado su apoyo.

La Policía Nacional, Policía Local y Policía Judicial de la Guardia Civil, han cortado durante varias horas el acceso a la calle Doctor Torres, donde tuvieron lugar los hechos. Entre otros medios técnicos, se ha empleado también un dron. Los familiares de Andrea Yturri han sido los últimos en abandonar la zona.