Vecinos de Aranga colapsan el registro del concello con alegaciones contra un parque // La Xunta frena 35 proyectos tramitados desde Madrid TEXTO J. Calviño

Nueva ‘revolta irmandiña’ que planta cara a la eólica voraz

Renovables
José Calviño
Encima del capó de un coche, las alegaciones por escrito de 84 de los 200 habitantes de la parroquia de Fervenzas presentaron al parque eólico que pretenden instalar en Monte do Gato. Foto: Aire limpo nas Mariñas-Mandeo

No está el viento a favor de la eólica terrestre en los últimos tiempos en la comunidad, con una sociedad cada vez más movilizada contra la implantación de nuevos parques. Para muestra, los más de 20 colectivos y plataformas que respaldan la convocatoria de una manifestación el próximo 5 de junio en Compostela para denunciar la “invasión eólica que sufre Galicia”.

La marcha, que coincidirá con el Día Mundial del Medio Ambiente, será presentada el viernes en una rueda de prensa en la capital gallega. El objetivo, según avanzan los promotores de la manifestación, es “expresar el amplio rechazo de la sociedad gallega ante la actual invasión eólica que sufre Galicia”.

Entre los convocantes figuran colectivos ecologistas (Adega, Amigos da Terra, FEG o Amigos das Árbores de Ourense), sindicatos (CIG, SLG y Fruga) y plataformas vecinales (Calo Rural, Plataforma pola protección da Serra do Galiñeiro, Aldeas Libres de Macroeólicos, etcétera).

Esta nueva revolta irmandiña contra el expolio de los recursos y el territorio gallego tienen frentes globales, pero también muy locales. Lo demostraban 84 de los 200 vecinos que residen en la parroquia de Fervenzas, en Aranga (A Coruña), que colapsaban el registro de este concello con la presentación de sus alegaciones al proyecto eólico del Monte do Gato, en este mismo municipio de la comarca de Betanzos.

Los razonamientos en contra fueron recogidos por la plataforma vecinal Aire limpo nas Mariñas-Mandeo, según informa el propio colectivo en un comunicado.

Pazo do Hórreo. Otro frente habitual en las disputas que provoca la expansión de este sector de las energías renovables es el Parlamento de Galicia, donde el vicepresidente económico y conselleiro de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde, ratificaba la apuesta de la Xunta por impulsar un desarrollo del sector eólico en Galicia “garantista y ordenado”. Subrayó que la prioridad del Gobierno gallego es procurar “el necesario equilibrio entre el desarrollo industrial y el respeto al medio ambiente”.

De hecho, precisó que ya fueron informados negativamente 35 proyectos que tramita el Gobierno central en la comunidad, que suman una potencia total de 2.632,2 megavatios (MW). Ante las denuncias del diputado Luís Bará (BNG) de que los populares “paralizaron la ampliación de la Red Natura” para dar cabida a nuevos parques, Conde indicó, primero, que es bien sabido que en Galicia no se permite la autorización de proyectos eólicos en dicha Red Natura 2000; y segundo, se comprometió con la “ampliación” de este espacio proytegido a partir de los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC).

Frente a la “barra libre” a especuladores que esgrimía Bará, el vicepresidente económico dijo que el BNG realiza una “campaña de criminalización” del sector eólico, que “no es cierto que esté al servicio de las grandes multinacionales” y “que incumplan con todas la garantías”. “No engañe a la gente”, aseveró Conde, “no se aprueba ningún proyecto que no cuente con todas las garantías desde el punto de vista técnico, juridício y medioambiental”.

Desde el PSdeG Martín Seco urgía a aprobar un nuevo plan sectorial eólico de Galicia que refuerce las garantías, mientras Pablo Arangüena exigía que se debe asegurar con estudios que los futuros parques marinos no afectan a pesca o al medio.

Hidrógeno verde. Anunció la Xunta de Galiciel miércoles la convocatoria de una manifestación de interés para identificar los potenciales usos y proyectos del hidrógeno verde en Galicia y liderar así el despegue de esta tecnología en España.

Así lo anunció el vicepresidente Conde acompañado por la directora general de Planificación Enerxética, Paula Uría, en una jornada del Inega sobre las oportunidades que traerá para Galicia esta tecnología para la transición ecológica y digital.