Óbito

Concha Velasco, la 'chica ye ye' que se convirtió en la gran dama del teatro español

Debutó en la gran pantalla a los 15 años y desde entonces dedicó su vida a entretener al público

Se retiró en 2021 y pocos meses después ingresó en una residencia de mayores por sus problemas de movilidad

La actriz, ganadora del Goya de Honor en 2013, ha fallecido en Madrid a los 84 años

Actriz, cantante, bailarina, presentadora... Sobran las presentaciones. Se dio a conocer como 'chica ye ye' y acabó siendo la gran dama de los escenarios españoles, los mismos que ahora se han quedado huérfanos. Concha Velasco ha fallecido a los 84 años. Había ingresado en una residencia de mayores en febrero de 2022, apenas unos meses después de anunciar su retirada de los escenarios. La decisión la tomó en desde que en septiembre 2021, motivada por sus hijos pero también por los estragos que había causado la pandemia del coronavirus. Sus problemas de salud habían sido objeto de rumores desde entonces.

Concepción Velasco Varona nació un 29 de noviembre de 1939 en Valladolid y con tan solo 15 años debutó en la gran pantalla con la película ‘La reina mora’. Estudió Danza Clásica y Española en el Conservatorio Nacional de Madrid hasta los 20 años. En su estreno, formó parte del elenco de la Ópera de La Coruña.

Su consagración como actriz llegó con 19 años al coprotagonizar ‘Las chicas de la Cruz Roja’ en 1958. Siete años después se le apodaría como 'Chica ye ye' tras interpretar la canción que lleva este mismo nombre en la película ‘Historias de la televisión’. Fue tal el éxito de su interpretación que se convirtió en una cantante de éxito y en los años posteriores grabó ocho discos. En 1990 interpretó una nueva versión de la popular canción para conmemorar el 25 aniversario de su lanzamiento.

En la década de los 60 cambió su registro como actriz y pasó a interpretar papeles de 'esposa' con directores y actores tan reconocidos como Mariano Ozores, Alfredo Landa o José Luís López Vázquez. En estos años colaboró musicalmente con Manolo Escobar.

Con la llegada de la Transición comenzó a protagonizar papeles de un corte más serio y deja la comedia a un lado. Coprotagonizó producciones como ‘No encontré rosas para mi madre’, ‘La Colmena’ de Mario Camus o ‘Equilache’ por la que fue nominada al Premio Goya a la mejor actriz de reparto en 1989. Diez años después fue nominada de nuevo a este premio por su interpretación en ‘París-Tombuctú’, del director Luis García Berlanga. Sus últimas apariciones en la gran pantalla fueron ‘Enloquecidos’ (2008), ‘Rabia’ (2009) y ‘Malasaña 32’ (2020). En el año 2012 recibió el Premio Goya de Honor por toda su trayectoria cinematográfica.

El teatro, su pasión

Su mayor prestigio como actriz le vino desde las tablas del teatro. En la representación de ‘Don Juan Tenorio’ conoció al que sería su futuro marido y padre de uno de sus hijos, el actor y productor teatral Paco Marsó. Durante esos años protagonizó grandes éxitos teatrales como ‘Las arrecogías del beaterio de Santa María Egipciaca’, junto a Pilar Bardem y María Luisa Ponte.

En 1986 consiguió una gran popularidad de la mano del musical ‘Mamá, quiero ser artista’. Durante la década de los 90 cambia de registro y comienza a interpretar a mujeres de mediana edad que buscan libertad. Antonio Gala, escritor y poeta, escribió para Concha Velasco ‘Las manzanas del viernes’, un éxito rotundo con el que consiguió versionar el musical de Broadway ‘Hello, Dolly’.

En el año 2014 fue nombrada miembro de honor de la Academia de las Artes Escénicas de España y en 2016 recibió el Premio Nacional de Teatro. Sus últimas actuaciones en el teatro tuvieron lugar en 2018 con la obra ‘El funeral’, escrita por su hijo Manuel Martínez Velasco, y en 2020 ‘La habitación de María’, también escrita por su hijo.

'Motivos personales' y 'Compañeros'

Concha Velasco compaginó durante todos los años de carrera en el cine y en el teatro con la televisión. En la pequeña pantalla protagonizó series de éxito como 'Compañeros' (1998), ‘Motivos personales’ (2005), ‘Herederos’ (2008), ‘Las chicas de oro’ (2010) o ‘Bajo sospecha’, aunque rechazó un gran éxito de la televisión española, ‘Farmacia de guardia’, por otros compromisos profesionales. También participó en producciones de plataformas de streaming como ‘Velvet’ o ‘Las chicas del cable’.

En su faceta de presentadora y comunicadora, destacó su presencia en los programas especiales de Nochevieja de TVE como presentadora entre 1984 y 1986. En Antena 3 sustituyó a Isabel Gemio al frente de ‘Sorpresa sorpresa’ en 1999. Su última aparición como presentadora de televisión fue en el popular programa de TVE ‘Cine de barrio’, del cual se hizo cargo en 2011, con un parón en 2014 por enfermedad al diagnosticarle un cáncer linfático, y etapa que finalizó en 2020 cuando decidió dedicarse plenamente al teatro y a su familia.

Concha Velasco ha dejado un gran legado y una aportación incalculable a la cultura de nuestro país.