Continúa la sangría de puntos de la SD Compostela ante rivales de la zona baja. Los de Fabiano hicieron un gran partido, de notable alto; generaron ocasiones de todos los colores (con posesiones largas, contraataques veloces, a balón parado...) y la defensa concedió muy poco al Bergantiños, que solo dispuso de un par de ocasiones realmente claras. Sin embargo, la esedé no consiguió ver puerta por tercera jornada consecutiva, gracias a una excelente actuación de Santi Canedo y una buena dosis de fortuna (los locales golpearon dos veces al travesaño).

Compostela 0 - 0 Bergantiños

SD Compostela: Javi Jiménez, Roque, Martín Salvador (Samu, m.81), Álvaro Casas, Pablo Crespo, Riki Mangana (Kike Vidal, m.61), Pablo Antas, Fer Beltrán, Cano (Parapar, m.61), Jordan (Jaime Santos, m61), Mario Rodríguez (Allyson, m.87)

Bergantiños FC: Canedo, Agulló, Brunet, Iago (Sito Seoane, m.90), Remeseiro, Pedrosa (Garrido, m.78), Brenes, Uzal, Meixús, Boedo (Palomares, m.50), Alberto

Árbitros: Javier Figueirido Comesaña, delcomité gallego. Amonestó en el Compostela a Pablo Antas (m.21) y Martín Salvador (m.62), y en el Bergantiños a Iago (m.40) y Brenes (m.82).

Incidencias: Estadio Verónica Boquete de San Lázaro, 1047 espectadores. Jornada 26 de Primera Federación

El Compos salió decidido y no tardó en crear peligro. Apenas transcurría el minuto 5 cuando, en un contraataque, Jordan filtró un pase excelente y dejó a Mario sólo ante Canedo. Por desgracia, al atacante compostelano, que ejercía como único nueve puro por la baja de Darío, se le escapó demasiado lejos el balón cuando iba a pisar área y el guardameta rival desvió el esférico acabando con el peligro. El dominio de la posesión, poco a poco, fue cayendo del lado del lado de los santiagueses, que llegaban con cierta comodidad al área rival y mostraban múltiples alternativas en ataque.

En el minuto 15 llegó otra ocasión clara para Mario, de nuevo al espacio. Esta vez Agulló partía con mucha ventaja, pero en lugar de despejar quiso controlar hacia su portería y dejó al delantero del Compos con todo a favor. La presión del defensa en el último segundo incomodó a Mario, que pidió penalti, y su disparo se estrelló en el palo izquierdo de la portería, provocando el “oooh” de todos los aficionados presentes en San Lázaro.

En el ecuador de la primera mitad, dos acciones arbitrales enfadaron a los locales por el diferente criterio aplicado. Primero, Antas recibió un duro golpe de Uzal en una disputa aérea a la que el del Bergantiños llegó muy tarde, aunque no vió la amarilla que reclamaron los santiagueses. Segundos después, fue Antas el que llegó tarde y derribó a Iago, aunque en esta ocasión el infractor si fue amonestado mientras las gradas pitaban la decisión.

En un córner cabeceado por Cano el travesaño evitó el gol por segunda vez, y cuando mejor se encontraba el Compos llegó la primera ocasión de los visitantes. Brenes arrancó en su propio campo una jugada maradoniana que le llevó hasta la frontal del área, abrió a la izquierda para Iago, y tras un centro al segundo palo Boedo remató a bocajarro forzando al debutante Javi Jiménez a desviar con agilidad a córner.

Tras esta ocasión el partido ganó aún más emoción, primero con un mano a mano para Boedo que Javi Jiménez frustró de nuevo, y acto seguido con un disparo de Antas desde la frontal que obligó a Canedo a realizar otro auténtico paradón. Y a la segunda, Iago vió la amarilla por agarrar a Riki Mangana. Llegaba así el descanso y el Compos, pese a apenas conceder ocasiones y hacer méritos para golear al rival, enfilaba el túnel de vestuarios con un nada satisfactorio 0-0.

La segunda mitad comenzó sin cambios, pero tras apenas 5 minutos Boedo, el hombre más peligroso del Bergantiños en el primer tiempo, pidió el cambio tras sufrir molestias musculares. Entró en su lugar Palomares y no tardó en aparecer, pues remató sin oposición en el punto de penalti la primera ocasión de esta parte, aunque su flojo disparo fue fácil de interceptar para Javi Jiménez.

El Compos se hizo con la posesión, pero ya no llegaba con tanta facilidad al área rival y los visitantes, a la contra, generaban más sensación de peligro, por lo que Fabiano no tardó en mover ficha. Parapar, Jaime Santos y Kike Vidal entraron al campo en lugar de Riki, Jordan y Cano, y volvieron las ocasiones. Primero, para los locales con un disparo de Parapar que detuvo Canedo, y acto seguido para el Bergantiños, aunque Crespo evitó el remate con una excelente entrada tras un error del portero en salida de balón.

En el 65, la polémica volvió a San Lázaro cuando el colegiado no señaló una mano clara de Brunet en el área, evitando además el remate de un Parapar que tenía una posición realmente franca.

Los cambios de Fabiano habían surgido efecto y los suyos comenzaron a avasallar la portería rival, aunque seguían sin encontrar el gol. Parapar, Mario, Jaime, Martín desde lejos… las ocasiones llegaban, una tras otra, sin conseguir perforar la meta de Canedo. José Durán, que veía como se le escapaba el partido, introdujo a Garrido por Pedrosa intentando cambiar la dinámica del encuentro, a lo que Fabiano respondió con la entrada de Samu por Martín Salvador.

La intensidad en los últimos minutos no decayó lo más mínimo, aunque a ambos les costó más crear ocasiones. Buscando nuevas alternativas, Fabiano dio entrada a Allyson en el 87, retirándose en su lugar Mario. La esedé lo intentó hasta el final, principalmente con centros al área para el delantero que acababa de entrar, pero no hubo manera.

El punto, aunque permite al Compos mantener la segunda posición, no es nada satisfactorio ya que el equipo encadena tres jornadas consecutivas sin ganar y vuelve a pinchar contra un rival de la zona de descenso, haciendo prácticamente imposible pelear por el primer puesto, que ostenta el Arenteiro con 12 puntos más a falta de tan solo 8 jornadas.