La cuenta atrás para la 'boda del año' se acelera. Los novios ya están en capilla. Y este viernes Tamara Falcó e Íñigo Onieva lo darán todo en la fiesta previa a su boda, en el Palacio de El Rincón de la marquesa de Griñón, este sábado. La juerga comenzará la víspera, este 7 de julio a las 20.00 horas, con la preboda, en el Hotel Mandarin Oriental Ritz de Madrid.

Los novios están llevando con sumo celo los detalles de su enlace, pero algunos de ellos se han filtrado ya. Por ejemplo, el pistoletazo de salida a su boda, a la que asistirán 400 invitados -en su mayoría 'vips' y protagonistas de las páginas de las revistas del corazón-, será una gran fiesta, reservada a los invitados más jóvenes, llegados de distintos puntos del mundo.

El mismo hotel de lujo, que surgió de una boda real, la del rey Alfonso XIII, tendrá lugar que un día después del enlace, es decir, el domingo 9 de julio, un almuerzo especial con el que los novios despedirán a sus familiares y amigos.

Pero este viernes, en la preboda de la aristócrata y el empresario habrá cena, música y todo indica que el mismo Íñigo ejercerá de DJ.

De cóctel

El 'dress code' ha de ser de cóctel y los novios recomiendan a los invitados que vienen de fuera que se hospeden en el mismo hotel.

En la web que han elaborado los novios recomiendan una lista de peluquerías recomendadas para acudir con el 'look' perfecto a la celebración. No han dejado escapar tampoco el detalle del maquillaje, por eso también recomiendan una empresa especializada en ello.

El 'look' de Tamara

También hemos conocido cómo vestirá Tamara. Ha elegido un color crudo y encaje. Un vestido maravilloso de muchísimos volantes, manga larga y corte midi a la altura del tobillo con cuello cerrado de Zimmermann con un cinturón en el mismo color nude. Las joyas son de Tous y los zapatos, de Roger Vivier, el padre de los zapatos de tacón de aguja con hebilla, del que han bebido marcas icónicas.

Frente a los Jerónimos

La elección de este emblemático hotel no ha sido por casualidad. El hecho de que esté situado frente a la iglesia de los Jerónimos, lugar de casamiento de la Casa Real y de la nobleza, ha pesado mucho en los novios.

La aristócrata y diseñadora ha elegido el Moët & Chandon Impérial, el champáne más emblemático de La Maison desde 1869, definido por un sabor afrutado, paladar seductor y una madurez elegante, para brindar por el amor y la felicidad con sus invitados y amitos tanto en la fiesta previa del viernes como en su boda.

Pero el detalle del espumoso no es lo único que ha trascendido sobre su preboda. También se sabe que la música la pondrá el trío sevillano Los Alpresa, los más cotizados en las celebraciones festeras de media España. Suelen actuar en bodas y fiestas privadas de famosos.

Los Alpresa son un grupo formado por los hermanos Juan, el vocalista, Jaime y José María Alpresa, cotizados en todas las casetas y banquetes que se precien. Han cantado en la boda de Raúl González y Mamen Sanz, en la de Nuria Roca con Juan del Val o en la de Eva González y Cayetano Rivera. También han actuado las bodas de Jorge Cadaval con Ken Appledorn, en las bodas de plata de José Bono o la puesta de largo de Tana Rivera. Tambien han estado en fiestas privadas organizadas por El Ponce, El Cordobés, Litri o El Juli.

Repertorio

'Así es la vida', el programa de Telecinco presentado por Sandra Barneda, ha desvelado las cuatro canciones que los sevillanos tocarán en la celebración. La primera de ellas es 'De Triana a Nueva York', la segunda pieza elegida es 'Vivir sin aire', en la versión que los de Sevilla hacen del éxito de Maná a ritmo de rumba. La tercera es 'My Way', de Paul Anka, que hizo famosa Frank Sinatra. Por último, la cuarta canción elegida es 'Pídeme', de Raya Real.

El programa también ha apuntado que hay preparativos para que Julio José Iglesias también se arranque durante la fiesta.