El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Reforma integral de las Torres de Altamira desde la Diputación

Acaban de exponer al regidor de Brión un proyecto que incluye nuevos usos y la puesta en valor del conjunto declarado Ben de Interese Cultural // Tanto la administración local como la provincial apremian su tramitación

El alcalde de Brión, José Luis García, a la izquierda, con el diputado provincial Xosé Lois Penas - FOTO: ECG
El alcalde de Brión, José Luis García, a la izquierda, con el diputado provincial Xosé Lois Penas - FOTO: ECG

MARCOS MANTEIGA   | 25.09.2019 
A- A+

Las Torres de Altamira, los restos del antiguo castillo bionés que dominan A Maía, podrán recuperar parte de su secular esplendor para las nuevas generaciones gracias al proyecto integral que estudia la Diputación de A Coruña y que incluye su mejora, acondicionamiento, nuevos usos y puesta en valor para un conjunto que forma parte del patrimonio de esa institución. Y esta iniciativa acaba de ser abordada en el ayuntamiento brionés por el diputado provincial de Contratación e Patrimonio, Xosé Lois Penas, y el alcalde, José Luis García García.

Hay que recordar que, desde que en 1973 se produjo su adquisición, el baluarte, uno de los principales bienes del municipio, forman parte del patrimonio de la institución provincial que ahora estudia un nuevo proyecto para su acondicionamiento, haciendo especial hincapié en otros fines y revalorización de los restos de una fortaleza declarada Ben de Interese Cultural (BIC) en 1994.

Precisamente, la necesidad de una actuación integral sobre el conjunto fue el tema central de la reunión mantenida por las citadas autoridades, con una coincidencia meridiana: iniciar cuanto antes la tramitación para desarrollar un nuevo proyecto que mejore este auténtico monumento.

El citado elemento está ubicado en un espacio privilegiado que lo convierte en magnífico mirador sobre el valle. El conjunto fue construido en el siglo IX sobre lo que fue un castro, pero posteriormente fue derribado en el XIV para ser reconstruido de nuevo en 1471. La edificación llegó a contar con seis torres y una muralla rodeando un suntuoso pazo, al que se incorporó -a finales del siglo XVI bajo encargo del V Conde de Altamira- a la capilla de los Reis Magos, donde enterraban en panteones a los nobles propietarios. Pero a partir del XVII, dejaron de habitar el castillo.

Su deterioro fue posiblemente propiciado por el gran incendio que, según las crónicas, asoló el conjunto en el XVIII, y se acentuó si cabe a finales del XIX cuando fue utilizado como cantera para la construcción. En la actualidad se conservan sólo una muy descompuesta estructura consistente en una gran torre con bóveda de cañón; la pared de un corredor en el que se mantienen una portada gótica con una ventana ojival y el pozo del castillo, así como la base de la fortificación de una cantería propia del XV. La Casa de Altamira vendió los torreones en 1872, y buena parte de las piedras y distintos elementos arquitectónicos que la componían fueron a dar a distintas casas y construcciones vecinas, como la propia capilla de Santa Minia, destruyéndose también la torre del homenaje.

Ya en época moderna, la administración coruñesa que hoy preside Valentín González Formoso adquirió la propiedad en 1973, iniciando obras de limpieza y consolidación de los restos.

{ TRASQUILATOR }

Utilidades provinciais

volvemos co mesmo: as deputacións deben desaparecer, son anacrónicas, non teñen sentido, duplican servizos... andrómenas que só deixarán de ser tal cando alguén resposte, por exemplo, a que outra administración lle correspondería facer o traballo da coruñesa. Ou dito doutro xeito: cantos foron os políticos autonómicos, ou do Goberno central, que se achegaron ata Brión para decatarse de que non se pode deixar esmorecer este patrimonio tanto da Maía como do resto de Área? García e o deputado Penas xa puxeron as cartas sobre a mesa, e a vontade quedou clara. Falta agora que alguén xustifique tantas décadas de retraso amoreadas.

EL PROTAGONISTA

Xosé Lois Penas

Diputado provincial

"Neste momento iniciamos o estudo das posibilidades por parte de persoal técnico para analizar o alcance e a natureza da actuación que, ao noso ver, ten que pasar pola mellora do ben patrimonial, do entorno, da súa posta en valor e tamén do acondicionamento para posíbeis novos usos", explicaba el diputado Xosé Lois Penas considerándolo un "ben de especial relevancia en toda a comarca sobre o que hai moitas opcións para mellorar a súa situación e as posibilidades de conservación e difusión, en especial, coa poboación da propia comarca mais tamén como atractivo para o turismo do concello", apuntaba. En este sentido, insistió en la coincidencia con el municipio de Brión de cara a "actuar de forma decidida no coidado do patrimonio", sin obviar que la fortaleza "pode ser un extraordinario escenario para actuacións ao aire libre se se acondiciona".