El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Área de Compostela  |   RSS - Área de Compostela RSS

Regateiro, 90 años de moda

El emblemático comercio de confecciones padronés abrió un Domingo de Lázaro de 1928// " Hubo tanta gente aquel día que rompió el cajón del dinero", recuerda Ramonita Vázquez, hija de los fundadores // Con 9 años su padre ya la llevó a Barcelona para presentarla en las grandes fábricas de tejidos

Ramonita Regateiro detrás del mostrador
Ramonita Regateiro detrás del mostrador

ARTURO REBOYRAS  | 18.03.2018 
A- A+

Confecciones Regateiro está de celebración. El emblemático comercio padronés cumple nada menos que noventa años: abría sus puertas un Domingo de San Lázaro de 1928 en una casa de la Rúa Longa situada enfrente del Ayuntamiento. Joaquín Vázquez y Encarnación Iglesias eran por aquel entonces un matrimonio joven y emprendedor que, siguiendo la tradición familiar -sus madres tenían tiendas en la villa rosaliana-, dieron el paso para abrir un negocio en el que vendían telas, zapatillas e incluso perfumería de la famosa firma Myrurgia. "Tuvieron tanta gente el domingo que abrieron que les rompió el cajón del dinero por el peso de las monedas de plata", recuerda su única hija, Ramona Vázquez Iglesias, quien con 85 años continúa manteniendo vivo el legado del matrimonio. Lo cierto es que Ramonita Regateiro, como le conoce todo el mundo en Padrón, experimentó ya desde niña gran pasión por el comercio. Su padre la llevó a la ciudad condal con solo nueve años para que conociese las principales fábricas de tejidos. "Después de estudiar internada en las Concepcionistas de El Escorial, mi padre quiso llevarme a Barcelona para presentarme en las grandes casas de confección y tejidos. A mí por aquel entonces ya me gustaba mucho ver los desfiles de moda y mi padre decía que yo tenía muy buen gusto, aunque la verdad es que él también lo tenía", relata.

El tres de mayo de 1960 Joaquín sufrió un fatídico accidente. El microbús en el que viajaba junto con el equipo juvenil del Club Flavia de Padrón camino de Noia, a donde se dirigían a disputar un partido de fútbol, se precipitó por un barranco. Resultó herido de gravedad y la recuperación se alargó durante meses. Fue así como Ramonita se hizo con las riendas del negocio familiar. "Papá quería cerrar el comercio pero yo, que ya estaba casada con Óscar y vivíamos en Padrón, le convencí para no hacerlo. Fue entonces cuando me puse al frente", comenta la padronesa, antes de apuntar que con el paso del tiempo el catálogo de Confecciones Regateiro se fue ampliando: "De las telas pasamos a la con­fección tanto de hombre como de mujer y también tenemos mucha ropa de fiesta: trajes de boda, comunión, mantillas españolas... Además, todas las temporadas compramos prendas nuevas. Nunca hemos dejado de renovar el escaparate", explica la comerciante. 

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt