Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 21 septiembre 2021
15:53
h
González anunció que la Xunta ejecutará 75 hectáreas de pastizales en A Coruña por cerca de 200.000 euros // Se actuará en los concellos de Muros y A Pobra // Con este plan Medio Rural busca anticiparse a los fuegos forestales TEXTO María Cano

Barbanza frenará incendios con nuevas barreras de pasto

La Xunta ejecutará 75 hectáreas de pastizales por cerca de 200.000 euros en la provincia de A Coruña al amparo de la segunda fase del Plan de Pastos de Galicia, en los ayuntamientos de A Pobra do Caramiñal y Muros. Así lo destacó el conselleiro de Medio Rural, José González Vázquez, que visitó este viernes Porto do Son, municipio beneficiado de la primera fase de este programa que busca “aumentar a base territorial das explotacións ao tempo que se avanza na anticipación aos incendios forestais”, señalaron desde el Gobierno autonómico.

González estuvo acompañado de la directora general de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural, Inés Santé; el alcalde y concejal de Medio Ambiente sonense, Luis Oujo y Manel Deán, respectivamente; y el presidente de la comunidad de montes de Baroña, Ovidio Queiruga. Así, los dos representantes de Medio Rural supervisaron los trabajos realizados en este monte vecinal, en concreto en los lugares de Raña, Calvelle y Udres. En total, en esta localidad coruñesa se ejecutaron pastizales en casi 31 hectáreas, con un presupuesto próximo a los 145.000 euros.

Durante la visita, el conselleiro salientó que, en una comarca como la de Barbanza, la inversión en pastos para establecer áreas cortafuegos “é fundamental”. En esa dirección, incidió en que la Ley de recuperación de la tierra agraria “define esas áreas como aquelas con recorrencia de incendios nas que, pola vía de descontinuidades como os pasteiros, se traballa para facer fronte aos lumes forestais”.

Las labores acometidas en el monte de Baroña consistieron en la implantación y recuperación de los pastos con la previa preparación del terreno, su fertilización y la siembra de especies pratenses para el alimento del ganado. Posteriormente, se colocaron y se mejoraron las cercas perimetrales, se establecieron pasos canadienses y se dotó a la comunidad de montes de una manga de manejo, apuntaron desde el colectivo de comuneros sonense.

Según comentó el titular de Medio Ambiente, estas tareas se llevaron a cabo en el marco de la primera fase del Plan de pastos, en la que se ejecutaron catorce pastizales en montes vecinales que superaban en total las 500 hectáreas. En la segunda fase, “está previsto duplicar as cifras, actuando nunha trintena de pasteiros que suman preto dun milleiro de hectáreas”, dijo González.

Cabe añadir que el Plan de pastos de Galicia recoge hasta cuatro fases con las que está previsto trabajar en unas 2.250 hectáreas de la comunidad gallega, con una inversión total de unos 9,5 millones de euros.

balance Respecto al balance de este programa, desde la Xunta repasaron las cifras que deja la primera fase del plan de pastos, que llegó a 560 hectáreas en toda Galicia a través de 2,3 millones de euros.

Resaltar que la comunidad de montes de Baroña fue entonces la única entidad de la provincia de A Coruña beneficiaria de este plan impulsado desde la Consellería de Medio Rural. Esta iniciativa les ha permitido un mejor aprovechamiento de los recursos naturales para trabajar en la anticipación a los incendios forestales y garantizar la rentabilidad de las explotaciones, al facilitarles más base territorial.

EL PROTAGONISTA
Protegen
y son fuente de alimento
Ovidio Queiruga
Presidente de la Comunidad de Montes de Baroña

Queiruga subrayó que lo que buscan desde la entidad con los pastizales “é ter pasto para os nosos animais e, algo moi importante, que é a prevención de incendios”. “Por desgracia os lumes na parroquia de Baroña non adoitan comezar aquí, senón que cando hai días de nordés veñen da parte das comunidades lindantes; con estes cortalumes verdes intentamos evitar a propagación do lume neses terreos”, añadió. En cuanto al ganado, el presidente de los comuneros sonenses resaltó que tienen a la venta chorizos de los potros de los montes de Baroña, “que teñen moita demanda”. Su idea es criar animales, “incluso pequenos, como as cabras e ovellas”, para poder, en un futuro, “comercializar ou ter á venda produtos cárnicos de calidade”. Por ello, estas áreas de pasto están pensandas también para “que coman directamente nelas”, concluyó.

{ blanco o negro }
Ejemplo
María Cano

LA COMUNIDAD DE montes de Baroña es un gran ejemplo de cómo rentabilizar y diversificar la explotación de los recursos forestales. Es la principal productora de resina de Galicia, encargándose los operarios de la entidad de realizar todos los trabajos. Además, cuenta con un coto micológico en sus terrenos forestales, tienen colmenas y, el pasado año, iniciaron la comercialización de chorizos de carne de los potros que pastan en sus montes. Por si esto fuese poco, realizan una importante labor educativa -de hecho trabajan para crear una granja escuela-, ponen en valor el patrimonio de la parroquia a través de diferentes actividades, como rutas guiadas con las que conocer los monumentos, y han recuperado el entorno de los molinos de San Tomé y los restos de su capilla... Simplemente, ¡bravo!

17 jul 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.