Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 19 mayo 2022
02:06
h
Hispania Nostra lamenta las alteraciones historicistas y desplomes en el Pazo do Casal // Otra entidad suma su pésimo estado al del Pombal da Rectoral de San Fins; Pazo de Trasouteiro, más su mina y fuente, o Capela de San Clemente y cruceiro TEXTO O.D. Vilar

Brión encabeza hasta dos listas rojas de abandono patrimonial

Hasta dos entidades que velan por el estado de los elementos patrimoniales, una a nivel estatal y otra gallego, señalan a Brión como la localidad de la comarca santiaguesa en la que se dan más ejemplos de abandono de bienes históricos. Así, tanto Hispania Nostra como Patrimonio Galego coinciden en señalar el mal estado de conservación del Pazo do Casal, añadiendo la segunda entidad otros seis ejemplos de ruina o desatención en el municipio maián.

Comenzando por el Pazo do Casal, Hispania Nostra explica que en el entorno de la comarca compostelana sólo consta el inmueble palaciego brionés en su lista roja, apuntando que este edificio barroco presenta un “estado de ruina”, careciendo de “techumbres, salvo la capilla”. Además, lamentan que este elemento, inventariado por Xunta y Concello, haya sufrido “alteraciones historicistas”, advirtiendo de peligro de desplomes, por lo que “el acceso al interior está prohibido”. A su vez, Patrimonio Galego lo mete en su Lista Vermella debido a su estado de conservación “malo”.

Se trata de una impresionante construcción a la que no es fácil llegar, pese a estar en una aldea, y aún conserva una capilla dedicada a San Xosé, restos de una torre redonda muy alterada, palomar, chimenea-lareira, patín exterior, hórreo de siete pies, crucero, y casa de rentas anexa. A lo largo de los años, y aunque las condiciones que presentó llegaron a ser bastante peores, aseguran que sufrió “ desplomes de muros y desaparición del retablo de la capilla”, con sillares labrados “esparcidos por el suelo entre la maleza”.

El inmueble está vinculado a los condes de Altamira desde el siglo XVII (precisamente, las Torres de Altamira acaban de ser retiradas del listado bermejo), y según les traladaron desde el Ayuntamiento maián, “el último habitante del Pazo fue un tal Mazas, que lo abandonó para no volver jamás”. Los más ancianos del lugar recuerdan como el “señor” que vivía en el inmueble recaudaba rentas a los campesinos.

Pero en este mismo ayuntamiento hay más ejemplos que, a juicio de Patrimonio Galego, merecen su inclusión en la Lista Vermella. Se trata de otro palacio típico gallego, este a muy poca distancia de la capital local: el Pazo de Trasouteiro, con partes antiguas que algunos historiadores retrotraen hasta “o século XIV”. Advierten de que “ hoxe está moi deteriorado e a súa decadencia acentuouse ao caerlle o teito. O que antes era unha finca con frutais e árbores ornamentais agora é practicamente un lugar cheo de maleza”. Asimismo, ligados a este inmueble, divulgan las lamentables condiciones de su fuente monumental –de origen renacentista, y que sufrió expolios en forma de robos– o de la mina de agua de la que se surtían los residentes en el mismo.

Sin salir de Brión, también tildan de “moi malo” el estado que presenta el antiguo palomar de la rectoral de San Fins (siglo XVI al XVIII), especulando con que “nunca foi restaurado mínimamente e hoxe vese coma en ruina na entrada ao adro”. Y por último, reseñan que la Capela de San Clemente pasa hoy por un “estado de ruina total”, y el cruceiro asociado a este templo en San Fins carece incluso ya de cruz superior.

La labor de control y difusión que abarcan estas dos entidades se extiende también a otros lugares de Área, si bien Hispania Nostra únicamente ha destacado, y en menor número, las malas condiciones de otros elementos ubicados en A Estrada, Lalín o las comarcas de Costa da Morte, Barbanza y Caldas.

La protagonista
Promueven la participación social en la protección
Araceli Pereda Presidenta de Hispania Nostra

Hispania Nostra es una asociación sin ánimo de lucro, de utilidad pública y que trabaja desde 1976 en la defensa, promoción y puesta en valor del patrimonio cultural y natural, al que considera como vector de desarrollo social y económico. En la actualidad está presidida por Araceli Pereda, recientemente nombrada nueva vocal de la junta directiva de la institución Europa Nostra y Premio Nacional de Conservación 2020.

El objetivo de la entidad es el de “promover la participación social en las actividades de protección, conservación, difusión y disfrute por los ciudadanos de su herencia cultural y natural”, para lo que llevan a cabo programas de vigilancia sobre patrimonio en peligro, pero también de estímulo a las buenas prácticas; promueve la colaboración ciudadana entre instituciones públicas y privadas y participa en actividades de educación y promoción del valor social del patrimonio.

16 ene 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.