Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 03 junio 2024
15:30
h
Escolares de Noia visitaron elementos patrimoniales de la zona y aprendieron a desgranar maíz y a elaborar pizzas // La entidad seleccionará a dos trabajadores para la cuadrilla de resineros entre los alumnos del curso que impartió TEXTO S. Souto

Comuneros de Baroña hacen de su monte un aula abierta

La comunidad de montes de Baroña (Porto do Son) es un buen ejemplo de cómo rentabilizar y diversificar la explotación de los recursos forestales. Los 184 comuneros de la entidad gestionan una superficie de 877 hectáreas en la que pastan más de cien caballos (muchos de ellos de Pura Raza Galega) y más de setenta cabras, y en la que existen una treintena de colmenas. Limpian sus montes, venden la resina que producen, dedican la miel al autoconsumo, venden la madera que talan, han regulado un coto micológico e incluso comercializan chorizos de carne de los potros que pastan en sus montes. Y, al mismo, llevan a cabo una importante labor de divulgación de su patrimonio natural, cultural y etnográfico, y una intensa acción formativa, educativa y de concienciación social a través de variadas actividades.

La entidad acaba de impartir un curso de iniciación al aprovechamiento resinero con el sistema de pica mecanizada circular ascendente a cargo de técnicos de la empresa Xagoaza Pinastes de O Barco de Valdeorras. Los alumnos y alumnas asistieron a una charla sobre la extracción y la comercialización de la resina y realizaron prácticas.

En los próximos días, la comunidad de montes hará pruebas individuales a los participantes en este curso para seleccionar a dos personas que se incorporarán a la plantilla de resineros de Baroña. Esta brigada produce anualmente unas cincuenta toneladas de resina, que el colectivo le vende a la empresa Resinas Naturales de Segovia.

acceso a los petroglifos. Por otra parte, los comuneros mostraron su predisposición a colaborar con el Concello de O Son para mejorar la accesibilidad a los petroglifos de A Gurita y Outeiro Bicudo (en los que la Xunta está acometiendo trabajos de puesta en valor) realizando un sendero más seguro para los visitantes.

Además, este verano organizaron un programa de visitas a los diferentes elementos patrimoniales de la parroquia de Baroña, guiadas por Manuel Mariño del Río. Las próximas serán el viernes 26 a los petroglifos de Calderramos y al Castro de Baroña (en este caso será una visita nocturna) y el 17 de septiembre a los petroglifos de A Gurita y su entorno. El punto de encuentro será el local de la comunidad de montes (ubicado a cien metros de la iglesia) y el precio de la actividad es de 5 € (es gratis para los niños y para socios).

Alumnado noiés. Con estas y muchas otras iniciativas, la comunidad ha convertido sus montes en auténticas aulas abiertas. Hace unos días fueron los niños y niñas que asisten al campamento de verano de la ANPA del colegio A Barquiña de Noia quienes acudieron a esos montes para conocer los molinos y la capilla de San Tomé, desgranar espigas de maíz, elaborar unas pizzas artesanas y amasar bollos de pan. Asimismo, los escolares vieron las ovejas, las cabras y los caballos y pasaron una divertida jornada en contacto con la naturaleza.

delegnoia@elcorreogallego.es

16 ago 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.