Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 28 enero 2023
02:00
h
Tiene previsto presentar en 2022 su centro de interpretación en la finca de Fisterra Bovine World de Trasmonte // Allí se centran en la cría de las razas barrosa, rubia, sayaguesa, limiá y maronesa // Habrá cata con la élite mundial TEXTO Marcos Manteiga

Discarlux desvelará al público los secretos de las supervacas

Costó, pero tras muchos meses de trabajo buscando buenos pastizales, vegetación, agua en las cercanías y aire puro, los responsables de Discarlux José Portas y Carlos Ronda elegían en 2017 el destino ideal para criar las trece mejores razas bovinas del mundo: una propiedad de Trasmonte, en Ames. Allí nacía Fisterra Bovine World, y ahora su intención es incluir un espacio para exponer su labor y explicar el proyecto de cría a quien les visite.

Precisamente, estos días recalaba en la explotación el alcalde de Ames, Blas García, junto al concejal de Medio Ambiente, Manuel Lens, para conocer de cerca este proyecto divulgativo. Según los responsables de Discarlux, se trata “de un centro de acogida para mostrar lo que hacemos aquí en Ames, y esperamos que pueda entrar en funcionamiento el próximo año 2022”, coincidiendo además con un Xacobeo con menos limitaciones tras la pandemia.

Y no se queda aquí la cosa, porque además de las instalaciones maianas, Discarlux cuenta con otros establos “en las afueras de Vimianzo dedicados a la crías de las razas autóctonas de todo el noroeste peninsular: las gallegas, pero también de Asturias, León y norte de Portugal”, confirmaban a este diario.

Sus principales instalaciones de engorde, sin embargo, continúan estando a unos cientos de metros de A Ponte Maceira, donde se encontró la parcela soñada donde criar las razas angus aberdeen, wagyu, simmental, galloway, hereford, dexter, highland, cachena, limiá, sayaguesa, maronesa, frisona y, por supuesto, la rubia gallega, haciéndolas convivir durante veinticuatro meses con la misma alimentación.

Precisamente, tras su sacrificio en 2020 estaba previsto convocar una cata con algunos de los mejores chefs y carniceros del mundo, pero la llegada de la pandemia cercenó la idea, por lo que apenas se pudo terminar la cata visual –también a cargo de las autoridades gastronómicas y profesionales de rigor– en la que salió como mejor valorada la variedad portuguesa maronesa, seguida de las gallegas limiá y rubia. En cuarta posición quedó la japonesa wagyu, mientras que en quinto lugar fue elegida la holstein frison.

Por lo de pronto, Fisterra Bovine World busca ahora consolidar su proyecto como centro de referencia de cría en Ames para ceñirse a las mejores cinco razas del mundo, alimentando diez ejemplares de cada una para compararlas. Se prolongará dos años, con una alimentación invertida en la que potenciarán los betacarotenos y, a su término, elegirán dos variedades para la gloria: una de ellas, por derecho propio, la rubia gallega, mientras que la otra se elegirá entre las mejores situadas.

Así, sus esfuerzos se seguirán centrando en la rubia gallega, limiá, maronesa, sayaguesa y, como flamante invitada, la barrosa, de Portugal, amén de salvaguardar en Vimianzo los ejemplares típicos que se criaban en los lindes que coinciden con la antigua Gallaecia romana.

En cuanto a la iniciativa de puesta en valor para el visitante, además del afán pedagógico, tiene un evidente componente socioeconómico. No en vano, desde la firma promotora corroboran que “cada vez hay más demanda y cada vez la gente entiende más de carne; los profesionales quieren calidad para dársela a sus clientes, se buscan las razas más sabrosas, con nombre e historia, que es lo que nos piden”, reseñan.

Pero aún hay más: en cuanto se terminen de criar las cinco variedades premium, entre 2022 y 2023, está previsto que se organice por fin la degustación con la élite mundial de la gastronomía y de los sectores profesionales relacionados con estos animales. Como apuntaba José Portas, uno de los impulsores e ideólogo de la iniciativa, buena parte del secreto para lograr que las reses den lo mejor de sí en cuanto a calidad cárnica reside “en el clima, con pastos situados a veinte kilómetros del mar, lo que les da un aporte extra de sal, aumentando la palatibilidad”. Pero también estriba en el maíz enxebre, que conformó la mayoría de la dieta durante los últimos seis meses de engorde en Trasmonte, con variedades blanco rebordanes, amarillo sarreaus y negro meiro.

14 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.