Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 21 junio 2021
02:37
h
O Son cuenta con una colección de miradores que llaman la atención de los caminantes en las dieciséis rutas que ha diseñado la concejalía de Turismo // Ofrecen espectaculares panorámicas de la ría noiesa o de monte Louro // En el litoral o la montaña, son lugares idílicos para ver la puesta de sol TEXTO Marta Torres

Impactantes balcones con vistas al mar

Si de algo puede presumir el ayuntamiento de Porto do Son, es de encanto. Situado en una de las zonas más bellas de Galicia, cuenta con casi treinta quilómetros de costa y numerosas playas de arena fina, llamativas iglesias, museos, numerosos restos arqueológicos o miradores... convierten a este municipio en el lugar perfecto para perderse. Puede recorrerse a pie o en bicicleta de una punta a otra gracias a las dieciséis rutas que han diseñado desde la concejalía de Turismo sonense.

Con un valioso patrimonio histórico y natural, la localidad rebosa de impresionantes parajes que pueden contemplarse desde el litoral o la montaña gracias a la colección de balcones con vistas al mar a los que foráneos y lugareños pueden asomarse en Porto do Son, desde donde podrán deleitar los mejores atardeceres y tomar espectaculares fotografías.

Dos de los más transitados por su ubicación son el mirador de Fonforrón, situado pasando O Son en la carretera AC-550, a cuyos pies se encuentra el arenal del mismo nombre; y el de A Atalaia, que puede visitarse en el núcleo sonense, próximo a la casa de la cultura, punto en el que confluye un paseo que comienza en el muelle de la villa y desde donde parte el Camino de la Ría de Muros-Noia hacia Santiago de Compostela. En ambos pueden divisarse excepcionales vistas de la ría, una preciosa estampa de monte Louro, así como algunas de sus playas.

También en el borde litoral se encuentran el de Punta Cabalo, Cabeiro, el del castro de Baroña o los de O Dique y Nadelas, en Queiruga.

Ya en la zona de montaña destaca, en un entorno forestal, el mirador del monte Enxa, a más de 500 metros de altitud. Ofrece un paisaje de media montaña pero al lado del mar; una dualidad que le otorga una singular valía como punto de observación con amplias vistas panorámicas que muestran la integración del sector norte de la sierra de O Barbanza en la franja litoral de la ría. En frente puede verse el monte Dordo, donde otro de los balcones permitirá al caminante disfrutar de una fantástica perspectiva de Porto do Son. Otros de los que se encuentran en la parte alta del municipio son el de Iroite, Ribasieira, Graiade o Penas de Calo.

El último que se ha sumado a la lista, es el mirador de Caamaño. Una estructura de madera desde la que se ve la zona sur del concello y el de Tahúme, elevado a 242 m y ubicado entre rías, permite divisar la península de Corrubedo, el monte Pindo o el cabo Fisterra.

Los trayectos que recorren este ayuntamiento están recogidos en la página portodoson.gal/rutas/ y permiten acercar a los senderistas la información relativa a todos los tesoros culturales y paisajísticos de una forma ordenada y documentada, donde las personas interesadas podrán profundizar en cada uno de los recorridos o puntos de interés. Además, como complemento a esta web y a los paneles situados a lo largo de todos los itinerarios, también se puede descargar la información de las rutas en formato pdf.

Una alternativa perfecta para desconectar en tiempos de pandemia, respirando aire fresco y tomando contacto con la naturaleza con dieciséis rutas a golpe de clic.

30 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.