Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 03 diciembre 2021
04:00
h
Familiares y amigos darán hoy el último adiós a Kiko Betanzos, mientras que los restos mortales de Aníbal llegarán al tanatorio // Sobre las causas del naufragio del barco ‘Sempre Güeto’, cobra fuerza la hipótesis de un golpe de mar TEXTO Marta Torres

O Son, consternado, despide a los marineros fallecidos en Cedeira

El naufragio del cerquero Sempre Güeto, con base en Portosín, ha teñido de luto este jueves al sector pesquero gallego. El accidente marítimo registrado frente a la costa de la localidad coruñesa de Cedeira se convertía en tragedia al perder la vida dos de los diez tripulantes.

Uno de los fallecidos es Abdelkabir Aniba (conocido popularmente como Aníbal), de 45 años y nacionalidad marroquí, que llegó a Portosín hace más de una década en busca de una vida mejor. No tardó mucho en reagrupar a su familia en España. Padre de dos hijas, de 20 y 16 años, así como de un niño de 4, los que compartieron con él horas de mar lo definen como una persona “reservada, calada, agradable, amigo dos seus amigos e moi traballador, era un currante”.

Sus restos mortales llegarán este sábado al tanatorio de Porto do Son procedentes del Hospital Naval de Ferrol, donde le han realizado la autopsia. Ante las dificultades que está encontrando su familia para localizar un lugar en Galicia donde poder darle sepultura de manera acorde a sus creencias religiosas, su cuerpo será repatriado a su país natal.

En cuanto al otro fallecido, Kiko Betanzos, de 47 años y natural de la parroquia ribeirense de Palmeira, vivía en Caamaño junto a su mujer y su hijo. Destacan sus allegados que era una persona sociable de carácter afable, y un gran apasionado del fútbol. De hecho, la Real Federación Galega de Fútbol transmitió su “más sentido pésame, apoyo y cariño a la familia y amigos de los fallecidos” del Sempre Güeto, y a Betanzos en especial, “árbitro en Galicia durante cinco años”, ha destacado.

Sus restos mortales están siendo velados en el tanatorio Los Dolores en Ribeira, hasta donde se desplazó este viernes a primera hora de la tarde la conselleira do Mar, Rosa Quintana; el alcalde de Porto do Son, Luis Oujo; y el patrón mayor de Portosín, Isaac Gaciño, entre otros.

Desde el tanatorio ribeirense partirá el cortejo fúnebre este sábado a las 16.00 horas hasta la iglesia parroquial de Santa María de Caamaño, donde tendrá lugar el funeral y posterior entierro.

Tanto desde el Concello de Porto do Son, donde las banderas ondean a media asta y donde han decretado dos días de luto oficial, como desde la cofradía de pescadores San Andrés se han puesto a disposición de las familias, que ya reciben ayuda psicológica.

La muerte de los dos marineros provocó en las horas posteriores al hundimiento una larga sucesión de reacciones. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha querido trasladar este viernes el “recuerdo” y el “cariño de toda Galicia” a los familiares y allegados de los dos tripulantes. Según ha señalado Feijóo, “el mar es fuente de vida pero, lamentablemente, también de peligro y de muerte”. A ese respecto, ha expresado un mensaje de “recuerdo para siempre” hacia quienes han perdido la vida, así como de “cariño de forma incondicional” para sus familias.

También se sumó a las condolencias el alcalde de Cedeira, Pablo Moreda, quien aseguró tras el suceso que este jueves fue “un día muy triste para las gentes del mar”. Así, mostró su “más sentido pésame para las familias de los dos marineros fallecidos en el naufragio del barco, así como un mensaje de ánimo y pronta recuperación para los marineros que fueron rescatados”. “Están pasando unos momentos muy difíciles donde el consuelo no existe”, indicó el regidor en redes sociales.

El naufragio sobrevino en el tramo litoral comprendido entre Punta Candieira y el vecino municipio de Cariño (A Coruña), cuyo alcalde también comunicó su pesar por las muertes. José Miguel Alonso Pumar resaltó que el Sempre Güeto “era anteriormente conocido como San Xiao Primero y fue construido por una familia de nuestro pueblo”.

Respecto a las causas del hundimiento, que se produjo frente a la costa de la localidad coruñesa de Cedeira, una de las posibles causas que cobró fuerza en las últimas horas como hipótesis del naufragio es que un golpe de mar podría haber desencadenado el accidente marítimo.

Andrés García, representante de Acerga, comentó que el propio armador del cerquero accidentado, Ángel Güeto, alertó por radio de que “o barco colleu moita escora e non recupera” justo antes de perderse la comunicación. “A sorte que o barco, precisamente do irmán do patrón e armador, que viña pola popa del a unha milla, puido chegar moi pronto e rescatar a eses oito tripulantes”, aseguró García.

Los datos
Fatal desenlace de regreso a casa

··· Dos tripulantes fallecidos y ocho rescatados es el balance del siniestro del pesquero ‘Sempre Güeto’, que volcó a 2,2 millas al noroeste de San Andrés de Teixido quedando en posición quilla al sol.

··· El barco, con base en Portosín, había estado faenando en la zona de Avilés y regresaba a tierras sonenses para participar en la campaña de la sardina.

··· Ocho tripulantes fueron rescatados por el ‘Argote 2’, otro fue rescatado por el buque ‘Sempre Urbegui’, pero herido de gravedad, y acabó falleciendo; y el décimo fue localizado sin vida horas después por otro barco.

··· Personal de Salvamento Marítimo trabajó este viernes al sur de Punta Chirlateira “con la intención de tratar de hacer firme el remolque” del cerquero. Hasta la zona se han desplazado el ‘Sar Gavia’ y la ‘LS Langosteira’.

19 jun 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.