Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 07 diciembre 2021
10:06
h
ACTIVISMO. Personas con discapacidad intelectual y alumnos del instituto Félix Muriel plantaron cinco mil pinos en montes arrasados por un voraz incendio en Leiro // Los árboles proceden del ecovivero de la asociación Amicos, que también gestiona un biocentro de cinco mil metros cuadrados TEXTO Suso Souto

Reforestación en Rianxo: verde sobre gris

Los vecinos de Rianxo tardarán en olvidar el infierno que vivieron los días 25 y 26 de marzo de 2019, cuando un voraz incendio arrasó 1.162 hectáreas de monte pertenecientes a las comunidades de Araño, Asados, Burés, Isorna y Leiro. En esta última localidad, el fuego calcinó el cincuenta por ciento de la superficie arbolada. Pero el verde, que por algo es el color de la esperanza, se abre paso de nuevo sobre el gris, gracias a un proyecto que permitirá que el bosque renazca de sus cenizas.

Un nutrido grupo de personas con discapacidad intelectual del colectivo Amicos y de alumnos de tercero de la ESO del instituto Félix Muriel de Rianxo llevaron a cabo una plantación de cinco mil pinos en los montes que ardieron en Leiro.

También quisieron unirse a ellos Ánxela Miguéns (presidenta de los comuneros de Leiro) y representantes de diversas administraciones, como Inés Santé (directora xeral de Desenvolvemento Rural); el alcalde, Adolfo Muíños; Odón López (jefe del Servizo da Propiedade Forestal); Santiago Barros (delegado provincial de Obras Forestais e Viveiros); y Patricia García (responsable de marqueting de Cruz Roja España.

“Iniciativas como estas son as que nos axudan a concienciar e sensibilizar; ogallá poidamos volver aquí nuns anos e teñamos unha gran masa forestal”, señaló el regidor.

La iniciativa llevada a cabo se alinea con el programa de responsabilidad social corporativa de la citada asociación barbanzana, denominado Herdanza Mater, abierto a cualquier organización o empresa que decida sumarse a la concienciación apoyando las plantaciones.

Además, se enmarca en el proyecto Amicos ZeroCO2, con el que la entidad pretende ser motor de cambio y concienciación del cuidado de los montes y contribuir a compensar las emisiones contaminantes.

Los ejemplares plantados proceden del ecovivero especializado en el cultivo, cuidado y tareas de repoblación de árboles autóctonos de Amicos. De sus invernaderos, ubicados en Carballosa (Porto do Son) salieron también, por ejemplo, los ocho mil árboles con los que en 2014 se regeneró el Monte Pindo de Carnota tras los incendios forestales de aquel verano, así como los que en 2015 facilitó a la ciudadanía la Fundación da Cidade da Cultura para crear el Bosque de Galicia en las laderas del Monte Gaiás, en Santiago.

AGRICULTURA ECOLÓGICA. Los usuarios y monitores que se dedican al cuidado del ecovivero realizan también otros trabajos de silvicultura, como rozas. Otro grupo gestiona un biocentro, situado en la parroquia ribeirense de Oleiros, en el que se forman en agricultura ecológica. De hecho, su producción está certificada por el Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia. De sus cinco naves, que ocupan una superficie aproximada de cinco mil metros cuadrados, salen cultivos de alta calidad que ayudan a financiar a la asociación mediante su comercialización (entre sus clientes hay varios establecimientos hosteleros), si bien una parte de la producción se reserva para abastecer a su centro de atención integral de Boiro.

areadecompostela@elcorreogallego.es

24 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.