Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 21 septiembre 2021
00:56
h

Casi 1.300 vacunados en el primer día sin cita en los campus universitarios

En Santiago acudieron al auditorio Vidal Bolaño 269 personas, entre las que había 28 estudiantes // Alumnos de otras ciudades e internacionales olvidados durante la campaña, entre los asistentes

Las puertas de diferentes edificios universitarios se abrían este lunes para vacunar a todos aquellos estudiantes y personal de los centros que no contase aún con su dosis. Aunque se proseguirá también con la administración de viales a lo largo de este martes, la primera jornada tuvo una acogida a ‘cuentagotas’, sin grandes colas ni masificaciones. Un total de 1.288 personas se vacunaron en los campus gallegos: 418 en el área de A Coruña, 363 en la de Vigo, 206 en la de Pontevedra, 173 en la de Lugo, 69 en la de Ourense, 31 en la de Ferrol y 28 en la Santiago.

Desde EL CORREO nos acercamos hasta el auditorio Vidal Bolaño, el recinto en el que se lleva a cabo esta vacunación en Santiago, y en donde a las 20.00 horas habían recibido el pinchazo 269 personas sin cita, entre las que había 28 de la comunidad universitaria y parte de las 2.346 de la población general que ayer también acudió a estos recintos sin cita, según datos aportados a última hora de la tarde por Sanidade. Los asistentes presentaban distintas circunstancias: desde estudiantes de otras ciudades, pero que viven en la capital compostelana desde el inicio del curso hasta universitarios internacionales que se veían desatendidos hasta este momento por parte de la campaña.

“SE AGRADECE ESTE SISTEMA, MUY CÓMODO Y SIN ESPERAR”. “A mí me tocaba vacunarme en A Coruña hace una semana, pero no pude asistir a la cita porque ya estaba estudiando aquí en Santiago”, cuenta Óscar Franco, un joven de 19 años que está estudiando tercer curso de Matemáticas en la USC. Para él fue una sorpresa cuando le dijeron, la pasada semana, que se abría esta opción, porque “al final se agradece, ahora que ya quedan pocas personas por terminar la pauta, que abran este tipo de recintos y no tener que esperar a la repesca”, sobre todo porque, en su caso, “ya me cuadraba de paso con las clases”.

Además, no tenía muchas más opciones, pues “si quería vacunarme aquí en Santiago y no en A Coruña tenía que hacer un cambio de médico de cabecera y de centro de salud, un rollo, con lo cuál venir sin cita se agradece y podían alargarlo algo más de dos días”, pues para el joven resultó “muy cómodo, sin esperar nada, cinco minutitos, fue llegar y pinchar”. Óscar se iba directo a sus lecciones diarias, con la dosis de Pfizer puesta “y sin efectos, por el momento”. “El primer pinchazo se portó bien, esperemos que este segundo también”, bromeaba.

“NI ME ENTERÉ Y DE MOMENTO NO ME DUELE EL BRAZO”. “En julio tuve covid y ya no me citaron, y, aunque me avisaron la semana pasada para poder ir a vacunarme a la Cidade da Cultura, tampoco me cuadraba bien”, explica Alicia Feáns, una joven de 22 años que estudia a distancia en Madrid, pero vive en Santiago. “Cuando ví que vacunaban aquí hoy decidí venir, porque estoy al lado de casa”, indica.

Al llegar “no había cola, así que todo bien, no me enteré de nada y de momento no me duele el brazo”. Vacunada con Pfizer, “no tengo miedo a ningún efecto secundario”. De hecho, hasta ahora, por haber pasado el covid a mediados de julio, “estaba bastante tranquila, pero con la vacuna mucho mejor, claro”. En su caso, a pesar de no ser estudiante de la USC, esta era su opción ideal para recibir las dosis, pues no podía acogerse al sistema de vacunación en Madrid, pues “solo voy allá a hacer los exámenes”.

“POR TELÉFONO ERA UN CÍRCULO INTERMINABLE”. Para Juan Carlos Suárez, un estudiante mexicano del doctorado en Energías Renovables de la USC, de 32 años, este nuevo sistema de vacunación llegó como agua de mayo (o de septiembre, en este caso). “Por fin el viernes nos llegó un correo del rectorado en el que nos avisaban de que podíamos venir a vacunarnos”, recuerda, pues “siendo de la comunidad extranjera, al tener seguro privado, por sistema local no había ninguna forma posible de inocularse, llamabas a números y al final te derivaban a otros y así un círculo interminable en el que no acababas nunca”.

Al recibir el correo se mostró muy aliviado, pues al fin y al cabo “somos estudiantes de la parte internacional y no teníamos ninguna opción más”. De este modo, el paso previo a recibir la vacuna era “ir al hospital y rellenar un formulario para poder entrar al registro del Sergas sin estar dado de alta”. Juan Carlos, al llegar al auditorio, se encontró con una escena alentadora: “no hay cola, algo que me esperaba, porque preveía que toda la gente de edad estaría ya vacunada por el sistema normal, y parece que así es”.

carolina darias
Preocupa la franja de 20 a 39 años

··· La ministra de Sanidad, Carolina Darias, animó a vacunarse al grupo de 20 a 39 años, que se encuentra en la cola de población con pauta completa. “Es importante que se protejan todas las personas de ese tramo para que se proteja a los demás”, señaló. En España, del 74,4 % de vacunados con pauta completa de media, el tramo etario de 20 a 29 registra un 68,6 % y el de 30 a 39 un 71,2 %. En Galicia, del 79,5 %, hay 77,3 % y 76,2 %, respectivamente.

14 sep 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.