Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 14 agosto 2022
03:31
h

España plantea ‘gripalizar’ el covid, con el fin de la pandemia cada vez más cerca

Sánchez anticipa que se está evaluando la evolución del virus para empezar a medirlo con parámetros diferentes // Gracias a la vacuna, la letalidad de la enfermedad no supera el 1 %

La gripe es un virus que cada invierno nos acompaña al menos una vez. Estamos en entornos donde vemos a personas con síntomas evidentes de un resfriado de las que nadie se aparta como si de apestados se tratase. No nos preocupamos si nuestro padre o amigo nos dice que no puede quedar porque se encuentra acatarrado, ni nos echamos las manos a la cabeza si alguien está comiendo en un restaurante mientras se suena la nariz con un pañuelo. ¿Y si este fuese el futuro del covid?

La realidad es que ya han pasado dos años desde que el SARS-CoV-2 irrumpió en nuestras vidas para paralizarlas por completo. Seis oleadas, múltiples restricciones, privaciones de libertad, miedos, incertidumbres, medidas de protección, fallecimientos familiares, contagios y cuarentenas... Todo esto es lo que hemos pasado, pero... ¿Cuánto queda? Lo cierto es que cada vez menos, pero no porque el virus vaya a desaparecer, sino porque ya estamos aprendiendo a convivir con él.

El coronavirus no será erradicado, como tampoco lo ha sido la gripe común, y pasará a ser tan familiar para todos como esta. Además, los expertos apuntan a que su patogeneicidad se irá atenuando con el tiempo, a medida que más gente se haya infectado y desarrollado anticuerpos, como hacen los vacunados. De hecho, en esta sexta ola ya se está viendo que pese a que la cifra de casos activos es diez veces mayor que el anterior récord, el número de muertes y hospitalizados es ínfimo en comparación. Por ello, el seguir llamando al covid ‘pandemia’ es algo que ya se encuentra en debate.

Y es que este mismo lunes, en una entrevista concedida a la Cadena Ser, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró que España está evaluando la evolución del virus hacia una enfermedad endémica o gripalización, en lugar de una pandemia, que es lo que se ha vivido hasta ahora.

“España respondió de una manera muy positiva a la vacunación y tenemos que responder con nuevos instrumentos”, añadió Sánchez, entre los que mencionó la autoprotección con la mascarilla y la cooperación institucional. Esto supone que, más allá de obligaciones, quedaría a merced de la responsabilidad individual el usar la mascarilla si se detectan síntomas.

Además, el presidente del Ejecutivo estatal explicó que llevan ya semanas trabajando en este plan de evaluación desde el punto de vista técnico. “Es un debate necesario”, aseguró, al tiempo que explicó que la ciencia ha dado “la respuesta” para poder reducir los contagios gracias a la vacunación, que ha propiciado que la letalidad se sitúe cerca del 1 %, sin superarlo.

De este modo, aseveró que ya se dan las “condiciones” para comenzar “con precaución” a medir esta enfermedad “con parámetros diferentes”. Si hace unos meses el número de casos y la incidencia dejaba de ser criterio fundamental para tomar decisiones, priorizando la situación en hospitales, quizá en poco tiempo hablemos de otros criterios.

DE DOLENCIA MINORITARIA A CRÓNICA. Llegados a este punto, es necesario comprender qué implicaría que el covid fuese una endemia y no una pandemia. ¿Cuál es la diferencia entre ambos conceptos? Por definición, la pandemia es la evolución de la epidemia. Ocurre cuando un virus está presente en un área tan amplia que cruza las fronteras internacionales y afecta a gran número de personas alrededor del mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la pandemia es la epidemia en su máxima expresión”.

Sin embargo, la endemia es “la aparición constante de un virus, enfermedad, trastorno o agente infeccioso nocivo en un área geográfica o grupo de población”. Esto significa que la población aprende a vivir con él, porque tiene la prevalencia alta y crónica en cierta área o grupo.

la cifra
2.989

casos a 14 días cada 100.000 habitantes en España. La cifra es mejor en Galicia, pero solo ligeramente, al alcanzar los 2.926 casos. Ambas están muy lejos de Navarra, el peor resultado, con 7.101, y de Andalucía, el mejor, con 1.616.

Ingresos por encima de los 500 tras un crecimiento diario de medio centenar

Santiago. Si hasta hace una semana preocupaba la presión administrativa derivada del seguimiento del ingente número de contactos que generaban los 5.000 positivos que se detectaban cada día, ahora, lo que genera mayor alarma es la subida descontrolada de los hospitalizados. En esta sexta ola, aunque los casos han ascendido como nunca antes, ya por encima de los 67.000, con récords de positivos nunca antes imaginados, las autoridades siempre defendieron que mientras la carga asistencial se mantuviese estable en los hospitales, no había qué temer. Sin embargo, parece que esa carga sí se está incrementando de unos días a esta parte, superando ya los quinientos ingresados por covid.

En concreto, la cifra total de hospitalizados este lunes ascendió hasta los 502 (53 más). Cabe recordar que el máximo de la quinta ola se superó con creces (345) y, aunque el de la tercera está lejos, el de la segunda está a punto de alcanzarse (610 el 11 de noviembre, pre-vacunación).

En cuidados convencionales, la cifra de pacientes subió hasta los 449 (55 más), el mayor registro desde el pasado 25 de febrero (465), del que pronto va a hacer un año. Enero arrancaba con 308 ingresados no graves, es decir, 141 menos que en la actualidad. Esto supone que el 31 % de los enfermos ingresó en estas unidades en lo que va de año. Y es que la sexta ola, y ómicron, se caracteriza por una enfermedad más leve con rápida recuperación. El 10 de diciembre, hace un mes, eran 218 los enfermos convencionales, esto es, 231 menos que ahora. El 51 % (la mitad), de los ingresados en planta entró en los últimos treinta días.

Por su parte, las unidades de cuidados intensivos experimentaron una pequeña mejoría este lunes, cayendo en dos los ingresados críticos, hasta quedarse en 53. El 1 de enero eran 52, por lo que desde entonces solo se ha sumado uno (un 2 % más).

Mientras tanto, los casos activos, se elevaron hasta los 67.724 (2.389 más), tras otra jornada con más de 5.000 positivos. Cabe recordar que antes de la sexta ola el pico se había alcanzado el 31 de enero, con 22.608 infectados (ahora son el doble). a.s.

Previsión de Feijóo
Doblegar la curva en dos semanas

··· El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, consideró que los datos permiten ser “relativamente optimistas” con la posibilidad de doblegar la curva de la sexta ola en la tercera o cuarta semana de enero, aunque instó este lunes en un acto en Silleda a seguir manteniendo la responsabilidad individual, sobre todo en lo que se refiere al mantenimiento de las cuarentenas.

··· Feijóo insistió, asimismo, en que “hay que convivir con el virus de manera responsable” y, aunque Galicia superó este lunes los 500 hospitalizados y los 5.000 contagios, destacó que es la comunidad con más porcentaje de personas vacunadas y menor índice de hospitalización. Por eso confió en doblegar pronto la curva de casos, aunque la cifra de ingresos siga creciendo “en los próximos días”, ya que la comunidad se encuentra en una situación de “complejidad” por el elevado número de contagios.

··· Con respecto a las restricciones, establecidas hasta el próximo 18 de enero, el presidente gallego explicó que se estudiará si mantenerlas más tiempo o no en función de “las altas de hoy y mañana (del lunes y del martes)”, para lo que se tomará una decisión definitiva a mediados de semana. Y consideró que las medidas adoptadas han sido “muy suaves” y la actividad económica “no está muy afectada”, ya que solo el ocio nocturno ha contado con mayores limitaciones.

··· El presidente autonómico también justificó la mayor incidencia de la enfermedad estos días tanto en el incremento de las interacciones sociales, como en que la variante ómicron es más contagiosa, pero también “menos peligrosa desde el punto de vista de la hospitalización”. Mientras antes de esta ola ingresaba en uci un 1 % de los contagiados, ahora se redujo la cifra al 0,1 %, y la hospitalización convencional pasó en Galicia de un 10 % a solo un 0,7 %.

11 ene 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.