Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 03 agosto 2021
15:51
h

Necesaria una PCR negativa para entrar en la hostelería en el 35 % del territorio gallego

O Barco, Cambados, A Pobra, Boiro, Sanxenxo, Meaño y O Grove la pedirán en interior, junto a otros 29 concellos

La política de la Xunta dentro de esta quinta ola, debido a las diferencias con la tercera –a la que más se asemeja en ritmo de crecimiento–, sigue pasando por compatibilizar la actividad económica con las restricciones para frenar la expansión del virus. Así, “intentamos no castigar de forma desproporcionada al sector de la hostelería con el cierre de los bares” y resto de locales, dijo el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, este miércoles.

Tras ello, anunció que en el último Comité Clínico se acordó la medida de que fuese necesario presentar una prueba PCR negativa realizada en 72 horas previas, un certificado de vacunación o uno que acredite haber superado la enfermedad, para poder acceder al interior de los establecimientos de restauración situados en los municipios en nivel de riesgo máximo y alto. Esto supone el 35 %, aproximadamente, del territorio gallego, incluidas grandes ciudades como Ourense, Pontevedra y Vigo. Solo los menores de 12 años quedarían exentos de acreditar estos documentos.

“Con estos requisitos buscamos máxima seguridad, al tiempo que tratamos de evitar el cierre de bares y restaurantes”, dijo Feijóo, sirviendo también, adicionalmente, para incrementar la baja participación de la población joven actualmente en los cribados. Así, si hasta ahora los locales de las zonas en nivel máximo debían cerrar, directamente, en estos momentos ya no será necesario, y podrán seguir conservando parte de su actividad siempre que controlen de este modo a los clientes. Además, el horario de cierre permanece fijado a la una de la madrugada.

Cabe mencionar que, para consumir en las terrazas, mientras tanto, no se necesitará de ningún documento. De este modo, “si el 94 % de la población mayor de 40 años ya tiene dos dosis en Galicia, no tendrá ningún problema para ser usuario en el interior de cualquier local, con independencia de que esté en nivel máximo”, precisó Núñez Feijóo. De tal modo que, las terrazas pueden quedar mayormente destinadas para los más jóvenes que, por el momento, no pueden formar parte del proceso de vacunación.

EL OCIO NOCTURNO ESTARÁ CERRADO EN TODO ESE PORCENTAJE. Por lo que respecta al ocio nocturno, este permanecerá cerrado en los niveles de riesgo máximo y alto, mientras que operará al 50 % en interiores y 75 % en las terrazas en el medio, y al 50 % y al 100 %, respectivamente, en el bajo. Eso sí, para todos los establecimientos, independientemente de su nivel de restricciones, será necesario para dejar entrar a cualquier cliente que presente una prueba PCR negativa realizada en las 72 horas previas, o un certificado de vacunación o de haber superado la enfermedad.

Además, los propietarios deberán instalar medidores de CO2 y mantener el requisito de solicitar los datos de los clientes, el uso de las mascarillas y la distancia interpersonal de un metro. Su cierre seguirá fijado a las tres de la madrugada.

Por lo que respecta a los conciertos y actividades al aire libre, se rigen por su propio protocolo, y podrán seguir celebrándose siempre con público sentado, mascarilla y distancia de seguridad.

las novedades
Siete municipios en nivel máximo, pero no cerrados

• Nivel máximo (7): O Barco de Valdeorras, Cambados, A Pobra do Caramiñal, Boiro, Sanxenxo, Meaño y O Grove. En ellos viven 80.000 gallegos, el 3,3 % de la población. Pese a que aumentarán el nivel de restricciones, no tendrán que cerrar perimetralmente tal y como sucedía según la antigua normativa. El máximo de aforo será del 30 % en el interior (acreditando los clientes PCR negativa, certificado de vacunación o de haber superado la enfermedad) y del 50 % en terrazas.

• Nivel alto (29): En la provincia de Ourense: la propia ciudad de Ourense, Avión, Barbadás y O Carballiño; en la de A Coruña: Porto do Son, Carballo, Fisterra, Oleiros, Vimianzo, Arzúa, Ribeira y Melide; en la de Lugo: Burela, Viveiro, Cervo, Foz y Ribadeo; y en la de Pontevedra: A Illa de Arousa, Vilagarcía de Arousa, Vilanova de Arousa, Marín, Poio, Pontevedra, Vigo, Baiona, Gondomar, Nigrán, O Rosal y Tomiño. En ellos viven unos 849.000 habitantes, el 31,4 % de la población. El aforo será del 50 % tanto en interior (solicitando también PCR o certificado de vacunación) como en el exterior.

• Nivel medio (38): En la provincia de Ourense: Beariz, Entrimo, Boborás, Maceda, Pereiro de Aguiar, San Cibrao, Ribadavia y Vilamartín de Valdeorras; en la de Lugo: Sarria, Mondoñedo, Lugo y Vilalba; en la de A Coruña: la ciudad de A Coruña, Culleredo, Cambre, Sada, Ames, Muros, Noia, Oroso, Santiago, Silleda, Teo, Fene, Ferrol y Mugardos; y en la de Pontevedra: Pontecesures, Meis, Ribadumia, Caldas de Reis, Redondela, Bueu, Ponte Caldelas, A Guarda, Moaña, Mos, O Porriño y Tui. Junto a los de nivel bajo, que son todos los demás, albergan al 65 % de la población gallega. El aforo será del 50 % tanto en interiores como en terrazas, sin necesidad de presentar nada, en el nivel medio; y del 50 % y el 100 % en el nivel bajo.

21 jul 2021 / 14:09
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.