Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 20 septiembre 2021
18:43
h

Próxima reivindicación de los hosteleros gallegos: recuperar el horario de cierre por licencia

Asturias mantiene restricciones mucho más laxas que Galicia, mientras que el País Vasco las ha endurecido // Madrid dirá adiós el próximo día 20 a las horas de cierre

Desde este miércoles todos los establecimientos de hostelería de Galicia ya no se ven adscritos al nivel de restricciones que les impone el municipio en el que se ubican, sino que dependen de ellos mismos y de las medidas sanitarias que quieran implementar para situarse en locales de tipo 1 o de tipo 2. Estar en el primer supuesto implica que pueden contar con un 50 % de aforo en el interio y un 75 % en las terrazas, y estar en el segundo, que la capacidad dentro se amplía al 75 % y fuera al 100 %, pudiendo abrir la barra para uso individual. En ambos casos el máximo de personas permitidas por mesa sigue siendo, como hasta ahora, de seis en interior y de diez en exterior. Mientras tanto, el ocio nocturno seguirá, una semana más, rigiéndose por la antigua normativa, hasta que se acuerde un nuevo protocolo con el sector, lo que significa que en nivel máximo y alto tendrán prohibido abrir espacios cubiertos pero pueden ocupar terrazas al 75 %, en el medio están al 50 % dentro y al 75 % fuera, y en bajo también al 50 % en interior y al 100 % en exterior.

Pero, ¿hasta qué punto resulta favorable este escenario? Solo hay una manera de saberlo: realizar una comparativa con la situación que viven otras comunidades de España. Las que han apostado desde el inicio de la pandemia por imponer mayores restricciones dentro del sector hostelero han sido las del norte y, aprovechando que este miércoles se produjo una reunión entre las asociaciones de Hostelería y Turismo de Galicia y los presidentes de la denominada ‘Fuerza del Norte’, donde se incluyen Cantabria, Asturias y el País Vasco, procedemos a conocer cuál es la situación en estos territorios.

Desde luego, el escenario más favorable en estos momentos es el de Asturias, que siendo la comunidad con mayor porcentaje de vacunados de España y la de menor incidencia (42,89 casos por cien mil habitantes a catorce días), ha apostado en los últimos días, desde el pasado 11 de septiembre, por una gran flexibilización de las restricciones. Así, en estos momentos el número máximo de personas que se pueden reunir en torno a las mesas de un bar o restaurante, ya sea en interiores o exteriores, es de diez (cuatro más que en el interior de los establecimientos gallegos). Además, la hora de cierre ya no está fijada a las 01.00 de la madrugada, sino que viene determinada por la licencia de apertura.

Asimismo, se autoriza el consumo en barra, sin límite, simplemente con la obligación de respetar la distancia de seguridad de 1,5 metros, que también fija el aforo en función del tamaño de cada local. Esto supone un aliciente más para cafeterías y pequeños locales donde el consumo en barra es gran parte del volumen de ventas. En Galicia, habrá que ver hasta qué punto beneficia ese consumo individual en la hostelería situada en nivel 2.

Mientras tanto, en Cantabria, sigue primando el ‘semáforo covid’, recuperado a comienzos de septiembre y que sigue siendo el responsable de las restricciones en cada municipio. Hay cuatro niveles, pero en estos momentos todos los municipios se encuentran en el 1, a excepción de 24 que están en el 2. Así, en el nivel más bajo se permite la apertura de interiores al 75 % y de exteriores al 100 %, con hasta seis y diez personas, respectivamente.

Estos vienen a ser los mismos aforos que Galicia fija ahora para locales de tipo 2. Y, en lo que Cantabria denomina como nivel 2, permite abrir interiores al 50 % y terrazas al 100 %, también con seis y diez personas por mesa, lo que sube en un 25 % la capacidad que los locales de tipo 1 pueden tener en sus terrazas en la comunidad gallega.

Finalmente, el País Vasco es el más estricto con sus prohibiciones, y no es para menos, pues todavía es el tercer territorio nacional con mayor incidencia (160,77 casos por cada cien mil habitantes a catorce días). El interior de bares y restaurantes puede llenarse hasta el 50 % y en las terrazas no hay límite, pudiendo ocuparse por completo. El consumo en barra y de pie continúa prohibido y el horario de cierre se mantiene a la 1 de la madrugada. Eso sí, las personas que pueden reunirse en torno a una mesa son ocho, tanto en interior (dos más que en el caso gallego), como en exterior (dos menos que en Galicia).

EL OCIO NOCTURNO SIGUE PENDIENTE DE UN NUEVO PROTOCOLO. Por lo que respecta al ocio nocturno, mientras Galicia sigue negociando un protocolo con el sector que prevé ponerse en marcha a partir de octubre, hay comunidades como Madrid que ya dirán adiós (desde el próximo día 20 de septiembre) a todo tipo de restricciones horarias. De ese modo, todos los establecimientos, ya sean bares o restaurantes, o pubs o discotecas, podrán abrir como antes de la pandemia, hasta la hora que su licencia de apertura diga. Todo ello con una incidencia de 131,11 casos por cada cien mil habitantes a catorce días (más de 25 puntos por encima de la media gallega).

Por ahora, en la comunidad gallega el ocio nocturno debe permanecer cerrado en interior y con terrazas al 75 % en el nivel alto; al 50 % dentro y al 75 % fuera en el nivel medio; y al 50 % en interior y al 100 % en exterior en el nivel bajo, en el que se encuentra la mayoría del territorio. Para el nivel alto el horario máximo de cierre es a las 01.00 de la madrugada, y en el medio y bajo, a las 03.00.

Mientras tanto, en Asturias, la normativa general establece que la apertura de estos locales de noche se prolonga hasta las 04.00 horas y que se permite abrir los interiores con hasta seis personas por mesa, ya estén sentadas o de pie, siempre que guarden una distancia de 1,5 metros. En exteriores se amplía la cifra a diez.

En Cantabria, siguiendo con la premisa de que solo 24 ayuntamientos están en el nivel 2 de su ‘semáforo covid’ y el resto en el 1, cabe señalar que en esas 24 zonas no se permite abrir a pubs y discotecas, mientras que en las restantes sí, al 50 % de aforo en interior y al 100 % en exterior (un 25 % más que en Galicia).

Por su parte, sí que es verdad que hay territorios donde el ocio nocturno está peor que en nuestra comunidad, como es el caso del País Vasco, donde todavía no ha reabierto.

14 sep 2021 / 12:06
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.