Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 07 febrero 2023
18:15
h

¿Azúcar para prevenir agujetas?

HAY DISTINTAS teorías que explican esos dolores que aparecen en el músculo después del ejercicio intenso. Eso es porque las agujetas aparecen cuando sometes al músculo a un esfuerzo para el que no está preparado en ese momento, o lo que es lo mismo, a un sobreesfuerzo. La diferencia entre esos deportistas de elite y el resto de las personas que hacen ejercicio físico es que a los primeros, que están muy preparados, les duran bastante menos.

Las agujetas se producen por un exceso de trabajo en los músculos. Su nombre médico es mialgia diferida o dolor muscular de aparición tardía. Durante un tiempo se pensó que se debía al daño que el ácido láctico producía en los músculos afectados. Esta teoría está ya desechada.

La hipótesis más aceptada en la actualidad es que las agujetas se deben a que con el ejercicio intenso se producen microrroturas de fibras musculares. Esas microrroturas y microlesiones provocan la inflamación del tejido y ese proceso inflamatorio tiene todas las consecuencias asociadas a él, una de ellas es la sensación de dolor cuando el organismo se defiende de esa inflamación. Pero ¿por qué duele? Pues porque se liberan algunas sustancias que provocan estímulos nociceptivos, es decir, esos estímulos de los nervios que el cerebro interpreta como dolor.

Las agujetas duran más o menos dependiendo del grado de microrroturas. Generalmente aparecen al día siguiente del esfuerzo intenso o incluso a los dos días. Y suelen durar entre dos o tres días. El tiempo que duren depende mucho de la preparación física que tenga el deportista, por ejemplo a los deportistas de alto nivel se les quitan enseguida. Y también disminuyen en el tiempo si se tratan.

El agua fría es un buen tratamiento. Es muy reconfortante y eso es porque aumenta la vascularización en ese tejido y hace que se movilicen más todos los productos de desecho, también los de las propias microrroturas. Es decir, el dolor y la inflamación desaparecen más deprisa. También es útil hacer ejercicio de intensidad baja para que ese músculo vuelva a regularizar su metabolismo, su contractibilidad y se facilite la recuperación. Son muy eficaces los estiramientos suaves o un masaje de descarga que favorezca la evacuación de esos productos de desecho.

Esta es la forma de combatirlas pero también hay acciones preventivas para evitarlas. Lo de tomar sobres de azúcar no solo no mejora las agujetas sino que es perjudicial para el organismo. La mejor manera de prevenirlas es, además de estar muy bien hidratados ya que la deshidratación aumenta la lesión muscular, tener una buena alimentación. Comer un menú adecuado antes de hacer deporte crea las reservas adecuadas de glucógeno, ATP y fosfocreatina, los productos que dan la energía a las células, y eso logra que el músculo esté en condiciones para el ejercicio.

10 feb 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.