Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 08 diciembre 2022
00:07
h

Camino de máxima exigencia hasta la gran final de París

El sábado buscará ganar la Champions de las remontadas tras lograr eliminar al PSG, Chelsea y Manchester City // Aquí repasamos como ha sido la trayectoria blanca europea este año

Del camino más duro posible en la última conquista en Kiev, cuando el Real Madrid se midió a los campeones de las ligas francesa, italiana y alemana, ha pasado, cuatro años después, a la Champions de las remontadas instalado en la máxima exigencia que le presentó una dura competición en la que eliminó al aspirante al trono PSG, al vigente campeón Chelsea y al todopoderoso Manchester City.

Con Karim Benzema como gran dominador del torneo, autor de quince tantos en once partidos, diez goles en eliminatorias que depararon los peores rivales posibles al equipo de Carlo Ancelotti después de una fase de grupos notable. Tuvo un borrón, y gordo, la derrota en el Santiago Bernabéu ante un debutante en la competición como el Sheriff Tiraspol (1-2).

El Real Madrid había iniciado con firmeza su Liga de Campeones 2021/22 tras sentir el pasado curso las semifinales como un techo insuperable. La victoria en casa del Inter de Milán, como no con gol salvador del brasileño Rodrygo a un minuto del final en San Siro (0-1), dio paso a una decepción inesperada. El Sheriff sacaba a relucir carencias defensivas de un equipo que no funcionaba en las dos áreas. Hasta 31 remates para un solo gol. Y de penalti. El batacazo fue un punto de inflexión que impulsó la reacción para acabar como sólido líder de grupo.

La goleada al Shakhtar en Kiev, hoy destruida por la guerra, con una exhibición de Vinícius (0-5) y el triunfo con lo justo en el Santiago Bernabéu (2-1) con el liderazgo del brasileño, allanaban el camino para una fase que el equipo madridista cerraba con un cómodo triunfo en casa del Sheriff, para saldar cuentas pendientes (0-3), y desatando ilusiones con su buen fútbol ante el Inter (2-0).

Para alcanzar la gran final le esperaba el camino más tortuoso pero, a su vez, el que más valor da a lo conseguido por un grupo de jugadores que compitió siempre sin bajar los brazos. Reivindicó el Real Madrid su vínculo especial con la competición, resucitó la magia de las noches europeas del Santiago Bernabéu, exhibió un adn único. Capaz de levantar partidos que ningún equipo podría.

EL GOLPE A LA EXHIBICIÓN DE MBAPPÉ El mérito de llegar a París tras perder tres de los seis partidos de las eliminatorias. Desde 1978, cuando lo logró el Brujas, nadie lo había logrado. Inferior en el Parque de los Príncipes ante el PSG. Sostenido por las paradas de Thibaut Courtois en uno de los peores partidos del curso. Sin un solo disparo a portería rival. Derrotado con crudeza en la última jugada de la ida tras el recital de liderazgo de Kylian Mbappé.

Eran tiempos en los que el madridismo soñaba con el astro francés en sus filas desde el 1 de julio. Tanto es así, que sus largas a las propuestas de renovación del PSG y sus muestras de cariño al Real Madrid, provocaron la ovación del Bernabéu a un jugador que dejó por primera vez al borde del abismo al equipo de Ancelotti. Su tanto aumentaba a dos la ventaja del equipo parisino antes de uno de esos momentos de locura que se lleva todo por delante y dejó una imagen icónica.

David Alaba fuera de sí, celebrando el triplete de Benzema alzando al cielo de Madrid una silla de un miembro de seguridad. Los madridistas estaban en trance tras media hora para la historia. Habían fulminado al tridente Mbappé-Messi-Neymar. El mensaje de regreso del rey del torneo, estaba lanzado.

LA REVANCHA ANTE EL CHELSEA El siguiente paso presentaba la oportunidad de revancha ante el último verdugo, el Chelsea, vigente campeón de la competición que llegaba a la cita de cuartos de final con turbulencias institucionales tras la espantada de Román Abramóvich. Fue cuando Benzema se hizo el dueño de la competición. Solo Cristiano Ronaldo había sido capaz de marcar dos tripletes consecutivos.

Lo repitió el francés con un masterclass de remates de cabeza en Stamford Bridge.

La ventaja de dos goles impulsó al error en la vuelta. Por más que Ancelotti advirtiese de los peligros que conlleva el exceso de confianza, el orgullo del Chelsea apareció en el Bernabéu y hasta dio la vuelta a la eliminatoria. Otra vez tocaba la heroica madridista, aumentando el grado de dificultad. Eliminado a diez minutos del final, hasta que apareció el pase registrado de exterior de Luka Modric y la irrupción de Rodrygo. Y el poderío físico en la prórroga cuando Benzema daba el pase a las semifinales.


EL MILAGRO DEL BERNABÉU
Quedó demostrado en semifinales que si hay un equipo en el mundo que jamás se le puede dar por muerto, ese es el Real Madrid. Reaccionó a cada golpe en el Etihad de un Manchester City superior. Resucitado por una carrera contra el mundo de Vinícius, por un penalti a lo Panenka de Benzema, que llegaba de fallar dos en Liga.

Salió con vida de Manchester el Real Madrid y vio de cerca la eliminación en el Santiago Bernabéu cuando la épica flojeaba ante una superioridad inglesa incontestable. Sin Casemiro, Kroos ni Modric ya en el campo. Cediendo al tanto de Mahrez, el premio a la fe en lo imposible llegó en 89 segundos en el tiempo añadido. Aparecía ‘míster Champions’ y firmaba dos goles ante la locura colectiva. Rodrygo Goes pasaba a la historia. Nadie lo había hecho en unas semifinales de Champions. El Madrid, contando los tiempos añadidos de cada parte de la eliminatoria, había estado eliminado 186 minutos. De golpe la igualaba y en la prórroga, ya todos los presentes en el Bernabéu, hasta los jugadores del City, sabían que la volteaba. Karim Benzema de penalti sellaba el pase a la final de París y el reencuentro, cuatro años después, con el Liverpool.

Para acceder a la decimoséptima final del Real Madrid en la competición, con 13 conquistas en las 16 disputadas, seis jugadores aportaron gol: Benzema (15), Rodrygo (5), Vinícius (3), Alaba (1), Marco Asensio (1) y Toni Kroos (1). Y encajó catorce goles en doce partidos Courtois, el portero con mejor promedio de la Champions, otra clave para el éxito de una temporada que busca el broche de oro tras la conquista de LaLiga y de la gran Supercopa de España.

26 may 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito