Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 27 enero 2023
10:34
h
AQUELLOS MARAVILLOSOS AROS (154) Único jugador local de los Chicago Bulls reyes de la NBA en 1991 y 1992, este escolta experto en tiro lejano, ya era entonces un activista social // En 2021 visitó Santiago

Craig Hodges, triples y valentía

Reivindicar los derechos sociales exige asumir mil amaneceres lloviendo piedras antes de ver el sol.

La Historia constata que son las personas quienes empujaron y empujan el carro del progreso desde las calles al Parlamento; una se llama Craig Hodges. que en 1991 protestó ante George Bush en la Casa Blanca, signo de su compromiso en pro de los afroamericanos y otras causas. Lo explica en su libro Tiro de larga distancia (Capitan Swing).

Elegido por los Clippers en el número 48 del draft de 1982, cuyos respectivos tres primeros puestos son para futuros All Star como James Worthy, Terry Cummings y Dominique Wilkins, con Audie Norris en el nº 37 (hoy con mujer santiaguesa, Dolores Couceiro), Craig cursa antes cuatro años en Long Beach State, donde coincide con Dykema, un rubiales con mano de ángel que no cuaja en los Suns y juega en España de 1984 a 1987 (Licor 43, Cajamadrid y Granollers).

Alero de 1,88 m. delgado como una hebra de hilo, la progresión ofensiva universitaria de Hodges (10,1 puntos, 12, 6 p. , 11 p. y 17, 5 p.) le abre paso al profesionalismo con un comodín: sus cuatro años con Tex Winter de entrenador y maestro del Triángulo ofensivo, método de juego que este técnico (fallecido en 2018) traslada a los Chicago Bulls con eficacia divina cuando en 1989 Phil Jackson asume el rol de entrenador jefe con él de ayudante.

Nadie lo sabe entonces pero estaba naciendo la edad dorada de un Michael Jordan que hasta entonces desayuna a diario un galardón individual mientras ve como otros disfrutan de cenas con anillo.

Cáncer del 27 de junio de 1960, Craig Anthony Hodges nace en Park Forest, Illinois, y tras dos años en los Clippers, cuatro y pico en los Bucks más un paso fugaz por los Suns, ficha por Chicago (su tierra) a finales de 1988. Tiene 28 años y fama de anotador de 10 puntos al día.

Entra en un equipo con Jordan, Scottie Pippen, Horace Grant y Bill Cartwright. Por fuera, aparte del 23, están John Paxon y desde 1989 un emergente rookie, B.J. Armstrong; en días de minutos caros.

Craig gana el concurso de triples del All Star de 1990 ante oponentes como Larry Bird o Reggie Miller.

Repite en 1991 frente a concursantes como Hersey Hawkins o Danny Ainge; y sella su exitoso trienio en 1992, superando a rivales como Dell Curry, Hornacek o nuestro Petrovic, durante la segunda temporada de los Bulls campeones. Sin embargo, prescinden de él en el curso 1992-1993, así que viaja al Cantú, al Galatasaray, a Suecia...

A día de hoy, Hodges retiene el récord de triples consecutivos en un All Star, 19 tiros en 1991 durante un tacada increíble, ejemplo del trance de un tirador valiente que propuso parar la liga ese año tras la agresión policial a Rodney King,

VISITA. Invitado por el Obradoiro dentro del proyecto El Camino acaba en Obradoiro, Craig Hodges recorrió en 2021 varios tramos del Camino de Santiago, compartiendo charla y zancadas con exjugadores profesionales como Anicet Lavodrama o Jorge Molinero y el entrenador del Obra, Moncho Fernández, que evoca así para EL CORREO ese encuentro: “Compartir camino y minutos de pista con Craig Hodges es uno de los regalos que me ha dado el baloncesto. Todo el mundo ha hablado mucho de su faceta reivindicativa, que sin duda es la que ha hecho que se hable más de él, pero a mi me gustaría insistir en el jugador de baloncesto que fue. Craig Hodges fue un magnífico tirador y cuando le conocimos, pese a su edad, veías que ese jugador seguía existiendo. Intercambiamos muchas charlas a cerca de aquel coaching staff que tenía en Chicago con figuras legendarias como Phil Jackson, con su la capacidad de gestión y liderazgo del grupo, y como su entrenador ofensivo en los Bulls, y antes su entrenador en el College, Tex Winter, inventor del famoso ataque Triángulo ofensivo, del cual Craig estaba enamorado y del que, como bien nos decía... él es la persona viva que más sabe de ello en todo el mundo. Y tuvimos también la fortuna de compartir tiempo de cancha. Vino a ver un entrenamiento y comprobamos en directo que quien tuvo retuvo, a pesar de que los años pasan factura en forma de lesiones y problemas, la mano la conserva. Dio consejos a los jugadores sobre cómo entrenaba él su tiro, y fue muy didáctico y muy motivador. Craig, persona con unos profundos valores en lo personal, tiene un conocimiento muy profundo de este juego”.

16 may 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito