Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h
AQUELLOS MARAVILLOSOS AROS (131) > 1991. Primer español en llegar hasta la NCAA, cocapitán de LSU con Shaquille O’Neal, bronce en el Eurobasket 91, saltó de la ACB a Alemania, hoy preside el Valladolid

Del parqué a valiente directivo del baloncesto

Reencontré a Mike Hansen en la entrega de Informe Robinson (Movistar) titulada Querido Lalo, sobre Lalo García, leyenda del Fórum Valladolid. El cuajo de Mike y la contención del cristalino lloro en sus ojos azules al contribuir a ese reportaje te desmoronan el alma, más si apreciaste in situ el juego de uno y otro.

Mike es un pionero, en un país que olvida fácil. Aries del 17 de abril de 1970, de padre estadounidense y madre española, nace en Torrejón de Ardoz (Madrid), en cuya base militar norteamericana trabajaba su papá. Sentado a su vera devora partidos de la liga universitaria de EEUU. Gracias al nexo familiar, es de los privilegiados asistentes al Forum de Los Angeles el día que Michael Jordan se muestra al mundo en la final olímpica de 1984.

Dos y dos, cuatro. Cuatro millones son las horas de entreno que ese adolescente está dispuesto a pagar por su sueño: ser parte de la NCAA, siendo el primer español en ese torneo. Formado en la cantera del Canoe, integra la España Campeona de Europa sub-15 en Stuttgart con compañeros como Tomás Jofresa y entrenadores de tronío: Miguel Ángel Martín y Pepu Hernández.

Luego viaja a Estados Unidos para hacer COU. Allana así su salto a ese basket, reto donde coincide con otro añorado hermano suyo por la sangre del parqué, Sergio Luyk.

Base de 1,86 m. con mano de killer, resalta en la Universidad de Tennessee Martin y le abren la puerta de LSU (Lousiana). No hay gloria sin dolor. Soporta un año de parón, el precio de cambiar de equipo, y se crece. Cocapitán de esos Tigers juveniles con Shaquille O’Neal (“Nunca tiré tan solo, Shaq atraía a dos y tres defensores”, le dijo a Daimiel), va a más en días donde nuestros ídolos del 84 están a la baja y brota una nube de gran expectación en torno a talentos emergentes como él.

Mike vuelve pero el viento sopla frío en una ACB con tres extranjeros por club. Tras un año en el Estudiantes (1993-94), siendo antes parte de la España de bronce del Eurobasket de 1991 (Antúnez y Salva Díez, otros bases), ficha por el Fórum Valladolid, clase media, donde ofrece mil destellos sin la continuidad que muchos deseábamos.

Base y escolta, es un puzzle siempre a punto de ser resuelto.

Echa un curso en el Ciudad de Huelva, otro en Murcia y no tiembla al mirar hacia otras ligas, actitud atípica que le viste de nuevo la capa del pionero silente.

De 1999 a 2002 destaca en el Bayer Leverkusen, rozando la liga alemana (son segundos, terceros y quintos). Le llama el Cáceres y al año, tras una fugaz segunda etapa alemana... el dni apaga las brasas de su pasión como jugador y nacen las del directivo, fuego que aviva al ser elegido presidente del Valladolid, donde sufre, gana y labora soñando con volver a la ACB.

ESCUELA EN MADRID Quique Ruiz Paz, base de ACB que al igual que Mike Hansen es un buen ejemplo de la cantera madrileña, cuyo trabajo de formación fue y va más allá de la órbita del Real Madrid (donde Quique jugó), se suma a una tanda de opiniones flash sobre Mike, quien es tres años mayor que él si bien ambos se cruzaron en mil pabellones. De hecho defendieron a un mismo club. “Mike era un jugador con una enorme voluntad para el trabajo y con gran calidad en su juego; en su formación inicial pasó por el Canoe, igual que yo pero en otros años”, señala Quique. Anicet Lavodrama, mito del OAR Ferrol, añade: “Mike Hansen es una persona muy especial y su historia de dedicación al baloncesto es muy bonita”.

Extendida la pregunta sobre Mike en el foro de Facebook llamado Ba-lon-ces-to, una tertulia digital con 25.000 miembros, estas son algunas de las aportaciones recibidas. Jesús Vela Fernández: “Como base era correcto pero era un buen tirador, y como familia de Lalo García fue y es ejemplar; además, cómo presidente del Valladolid... no terminaremos de darle las gracias”, apunta sobre los esfuerzos del Hansen directivo, clave para el crecimiento desde abajo de un club que hoy está en la liga LEB Oro y es parte del Real Valladolid, raro ejemplo de unión entre fútbol y baloncesto en una ciudad pequeña. Y Carlos Manuel Cabrera Gobernado señala: “Valladolid ya tiene una grandísima deuda con Mike”.

08 mar 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.