Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 24 noviembre 2020
01:04
h

Disyuntiva en el Obradoiro: ¿habrá versión camaleón?

La duda hasta última hora de Birutis determina la pizarra táctica del Monbus frente al Burgos

A trompicones, obligado a sortear los obstáculos que en forma de lesión han ido llenando de piedras su progresión y han empañado su hoja de resultados, y con la arenga de que llega un excepcional rival y el reto y la exigencia son infinitos, el Monbus Obradoiro recibe esta noche, a partir de las 20.45 horas en un Sar de nuevo vacío, al Hereda San Pablo Burgos.

El conjunto dirigido por Joan Peñarroya ha dejado atrás ya su vitola de equipo revelación en la Liga Endesa que le acompañó en su ascenso hace ya cuatro temporadas, e instalado en la mesa de los grandes, tras un curso en el que sorteó la tristeza que rodeó al periodo de pandemia regalando a su afición un puesto en las semifinales de la ACB y el título de la Basket Champions League, disfruta de su momento más dulce respondiendo con su juego y su puesta en escena al reguero de elogios que recibe en cada una de sus actuaciones.

“Es un rival tremendo”, “un rival con mayúsculas”, enfatizaba el jueves en la rueda de prensa previa Moncho Fernández. Y ante un contrario tan complicado, el técnico compostelano querría contar con su plantel de gala. Descartadas las participaciones de Kartal Ozmizrak y de Mike Daum, el foco está puesto hasta última hora en el tobillo de Laurynas Birutis, el jugador más determinante y destacado numéricamente del cuadro santiagués que ya causó baja el pasado fin de semana frente al Baskonia. “Estamos haciendo todo lo posible y él está haciendo todo lo posible pero creo que hasta la mañana del sábado va a ser imposible decir si podrá jugar”, confesaba Moncho Fernández: “Es duda hasta última hora con esperanzas de que llegue. Somos optimistas”.

Plan B. De su presencia o no en la cancha esta noche dependerá todo el plan de partido de un Obra que ya demostró en Vitoria su capacidad camaleónica con Czerapowicz y Suárez, que tuvo un buen sostén con la aportación de Jake Cohen, pero al que la irregularidad de Enoch todavía le impide desligarse de la birutisdependencia. Pedirá hoy el técnico del Monbus a sus hombres que “afrontemos el partido como lo que es, jugar contra un grande la Liga ahora mismo por clasificación y por juego”.

“Tenemos que hacer muchas cosas bien en el aspecto defensivo y aún así vamos a recibir muchas canastas y espero que no nos pasen factura sicológica porque tienen esa capacidad para anotar las que están solos y las que no”, añade y continúa: “Ofensivamente también debemos ser capaces de tener la tranquilidad y la paciencia necesaria, porque Burgos es un equipo que no solo es buenísimo delante, es que es muy bueno detrás y va de la mano. Es un equipo que recupera muchos balones y desde ahí pueden crecer”

Reitera Moncho Fernández la capacidad individual de jugadores sobrados de experiencia y calidad como Renfroe, Cook, Benite, McFadden, Rabaseda, Kravic, Horton... “que son gente con muchos puntos, pero además son muy buenos colectivamente en dos aspectos, que se pasan el balón muchísimo y que en el aspecto defensivo demuestran la misma solidaridad”.

Pendientes de Benite. Y si en el Obra se mantiene hasta hoy la duda de Birutis, en el Hereda San Pablo Burgos se está pendiente de Vitor Benite, que arrastra molestias en los isquiotibiales que no le permitieron jugar el jueves frente al Brindisi en la BCL. “Se encuentra mejor y ha hecho una buena parte del entrenamiento. Mañana (por hoy) valoraremos si juega o no, pero tiene mejores sensaciones que las que ha tenido durante la semana”, apuntaba ayer Joan Peñarroya.

El entrenador de Tarrasa tampoco escatima elogios hacia su anfitrión en Sar. “Creo que es el Obradoiro más completo de las últimas temporadas”, destaca Peñarroya poniendo en valor la labor de Moncho Fernández, que “siempre es un mal de cabeza para el equipo rival cuando tiene que preparar el partido”. Entiende el técnico que el Monbus “este año tienen un plus de calidad en muchos de sus jugadores” señalando tanto a los bases, Pepe Pozas y Albert Oliver, como Robertson o al propio Birutis. “Tienen muchas armas para hacerte daño en ataque y en defensa muestran agresividad y plantean alguna defensa conceptual diferente a las que estamos acostumbrados”, analizó.

89,8

puntos de media anota el San Pablo Burgos esta temporada lo que le convierten en el equipo con el ataque más letal de toda la Liga Endesa. Lo que de verdad refleja su juego coral y el protagonismo de todos sus jugadores es que, aun siendo el plantel más ofensivo, ninguno de sus jugadores forma parte del top-10 individual de anotadores. Hay que bajar hasta el puesto 14.º para encontrar a McFadden que cierra sus partidos con un expediente de 14,1.

20,5

Junto al FC Barcelona, el equipo que dirige Joan Peñarroya es el que más asistencias genera en sus encuentros esta temporada. También en este ranquin queda patente la capacidad de todos los jugadores del cuadro burgalés de generar para sus compañeros. Y es que tanto el base americano Alex Renfroe, segundo con 6,7, como su compatriota Omar Cook, cuarto con 5,4, se mantienen entre los cinco mejores pasadores del campeonato. Pozas es sexto con 6,2 asistencias por duelo.

21 nov 2020 / 01:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.